Medicina Lunes 15 de Abril

Consejos claves para dejar de fumar

Dr. Carlos Lorente – Psicóloga Cristina Paz / Programa Antitabaco de Grupo Oroño

Lograr que las debilidades se conviertan en fortalezas

El acto de fumar es un asunto complicado y complejo, cuyo abordaje implica una visión interdisciplinaria, integral y psico social.

El tabaco parecería ser para el consumidor del mismo, un recurso imprescindible al que debe  recurrirse, casi automáticamente, en situaciones de crisis, ante dificultades o contratiempos, sin el concurso del cual el problema. Literalmente no puede ser enfrentado de ninguna manera.    

Pero hay más, ya que muchos utilizan al mismo con otros fines, de los más variados. Recurren al último cigarrillo de la noche para calmar ansiedades antes de ir a dormir, o utilizan el primer cigarrillo del día para despertar bien por las mañanas.

Se recurre a él en cada actividad de la vida diaria: el cigarrillo laxante, sin el cual es imposible evacuar el intestino;  el que acompaña la  toma de café o mate;  el que se enciende con cada llamada telefónica;  cuando se ve  el partido de fútbol del equipo favorito;  después del sexo; al leer un libro; al escribir o trabajar con la computadora…

Estas particularidades le confieren al acto de fumar creencias relacionadas con la imposibilidad de librarse de algo que daña la salud, pero sirve para tantas cosas…

Se desarrolla así, a través de los años, la dependencia hacia un objeto que se considera absolutamente necesario para poder afrontar las vicisitudes de la vida, provocando un gran temor la ausencia del mismo y obturando la búsqueda de otras posibilidades más saludables para hacerle frente a las mismas.

Quizás es por lo antedicho que en las encuestas realizadas a fumadores, el 70% expresa que desea dejar de fumar; sin embargo, sólo lo hace por cesación espontánea de un 5 a un 7%.

VENCER LAS TRABAS MENTALES

Lo que hemos observado en 20 años de realizar Tratamientos Antitabáquicos, es que existen trabas mentales que obstaculizan el ponerse en acción en pos de dejar de fumar.

Es por ello que queremos brindarles a los tabaquistas algunos consejos para vencerlas:

PRIMER CONSEJO - Cuestionar los pensamientos rígidos sostenidos sin una base cierta acerca del tabaquismo.

Generalmente se cree que para ver los efectos positivos de dejar de fumar hay que esperar muchos años. Es importante saber que los beneficios son inmediatos y rápidamente se observa una mejoría física evidente.

También se piensa que si ya se enfermó no vale la pena, siendo que con sólo dejar de fumar puede revertirse una dolencia incipiente; mejora notablemente cualquiera de ellas y aumenta el efecto medicamentoso que se ve disminuido por la intoxicación crónica.

SEGUNDO CONSEJO – No esperar la solución mágica.

Es decir, no hay que cifrar las esperanzas en algo que venga del afuera y “me haga dejar de fumar”; sino que es un proceso de cambio importante que implica un compromiso personal activo.

TERCER CONSEJO - No buscar el momento ideal.

El fumador, a pesar de que percibe el fantasma de las posibles enfermedades a las que se expone, dilata sin fecha la decisión hasta que se produzcan cambios en su existencia que le permitirán hacerlo fácilmente.

Lo malo es que ese momento nunca llega y aunque no se toma la decisión de fumar para siempre, si se postergará, una y otra vez, indefinidamente.

Intentar abandonar el tabaco en el contexto de las dificultades diarias significa un aprendizaje para abordarlas y manejarlas de formas más creativas.

CUARTO CONSEJO -  Hacer una disminución progresiva del consumo.

Muchos intentan dejar abruptamente y fracasan. Si bien hay personas que, visto desde el afuera, dejan de fumar de golpe; en realidad el hecho está precedido por un lapso de tiempo de cuestionamientos, modificaciones significativas en los hábitos, motivaciones importantes que surgen  como por ejemplo una convivencia, el deseo de un embarazo, comenzar un deporte, conservar la salud.

La gran mayoría requiere de un Proceso de cambio en el cual paulatinamente se  va experimentando cómo relacionarse de otra forma con el cigarrillo hasta lograr abandonarlo. De esta forma el organismo se va desintoxicando y el síndrome de abstinencia es más tolerable.

QUINTO CONSEJO -  Acompañar con otros cambios fundamentales. El fumar no es un anexo en la vida cotidiana sino que está integrado a la misma y se relaciona en un feedback negativo con el sedentarismo y la mala alimentación.

Es conveniente entonces paralelamente iniciar o acentuar la actividad física según las posibilidades de cada individuo. La misma genera sustancias químicas cerebrales que ayudan a compensar el cambio neuroquímico cerebral provocado por la abstinencia; motiva al observarse rápidamente mejoras en el rendimiento y evita el aumento de peso.

Una adecuada alimentación también reduce el deseo de fumar y el estar activo sintiéndose mejor actúa como motivación existencial positiva, transformándose entonces en un feedback positivo.

QUINTO CONSEJO – Pedir ayuda.  La colaboración de hijos, padres, compañeros de trabajo y amigos es fundamental a través de la comprensión y la contención. Los mismos también deben estar informados acerca de las características de esta adicción para poder ofrecer una colaboración adecuada, transformando la presión en estímulo.

El grupo de pares  funciona como un espacio de intercambio y apoyo mutuo fabuloso.

SEXTO CONSEJO - Construir nuevos proyectos. NO QUEDAR AFERRADO A LA PURA PÉRDIDA, sino por el contrario: innovar, depositar el tiempo, dinero y energías psíquicas en planes ligados al deseo y a la superación personal y social.

Hoy contamos con Métodos para Dejar de Fumar de alta y comprobada eficacia científica para ofrecer a quienes desean emprender este desafío.

 


Dejanos tu consulta

NOVEDADES

11/02/2019

Hidroterapia: una nueva herramienta terapéutica

Grupo Oroño incorporó una piscina a terapéutica especialmente diseñada para el tratamiento de dolencias osteomusculares, que forma parte de los tratamientos terapéuticos que ofrece GO Kinesio Fisherton.