Obstetricia Jueves 04 de Enero

El Servicio de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma estrena nuevas instalaciones

Entrevista con la Dra. Viviana Ventura, Jefa del Servicio de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma

Un piso exclusivo dedicado a dar vida a las ilusiones de los pacientes. Moderno, sustentable e innovador.

¿Por qué un nuevo lugar para la Medicina Reproductiva?

Está en el ADN de Grupo Gamma acompañar los avances de la medicina, aportando innovación tecnológica. Y además, porque el Servicio de Medicina Reproductiva es el producto exitoso de una trilogía que ha funcionado muy bien. Por un lado, la empresa que apoyó siempre este proyecto, con la excelencia característica de Grupo Gamma. Por otro lado, los profesionales involucrados en el Servicio. Y por último, la tecnología que se ha desarrollado. Esta trilogía ha generado que el Servicio crezca no sólo cuantitativamente, en el número de pacientes, sino en la calidad y en las tasas de embarazo que se lograron a lo largo de estos años.

¿Cuáles son las principales características del Nuevo Servicio de Medicina Reproductiva?

Por un lado, ahora contamos con un espacio más grande. Esta ampliación física resulta muy importante ya que responde a las necesidades y a la demanda del Servicio. En la actualidad, atendemos un promedio de 900 casos anuales. En relación a las consultas, estamos alrededor de las 400 mensuales. Por otro lado, cuenta con crecimiento tecnológico. Incorporamos equipamiento innovador que apunta a mejorar la incubación y los métodos de vitrificación. En este sentido, incorporamos más Microscopios que nos permiten avanzar en el Diagnóstico Genético Pre Implantatorio.

¿Qué utilidad tiene el nuevo equipamiento?

Los equipos nuevos apuntan fundamentalmente al desarrollo. Están orientados a las fallas de implantación y a los trastornos genéticos. Hoy en día la medicina ha crecido mucho en el aspecto genético y estamos desarrollando un Departamento que aborde el Diagnóstico Genético Pre Implantatorio. De esta manera, transferimos embriones euploides, es decir nos da la certeza de transferir un embrión sin daño genético. Así, se aumentan las tasas de embarazos ya que hay un nivel más alto de precisión de la capacidad cromosómica de ese embrión.

¿Qué procedimientos se incorporaron?

Los nuevos procedimientos están fundamentalmente relacionados a la Vitrificación de óvulos. A través de los mismos apuntamos a dos grupos poblacionales importantes. Por un lado, la mujer que llega a los 35 años de edad sin pareja y que desea postergar su maternidad. La postergación de la maternidad es un evento social hoy en día. Desde el Servicio aconsejamos no pasar los 35 años de edad sin Vitrificar Ovocitos. Éste es un tratamiento que realizamos en conjunto con el Ginecólogo General, ya que ve a la paciente todos los años. Asimismo, es el que debe aconsejar esta práctica para que si desean ser madres a los 40 años de edad, por ejemplo, tengan esa posibilidad.

La Vitrificación Ovocitaria apunta, también, al grupo de pacientes oncológicos. Actualmente, los tratamientos oncológicos tienen un alto nivel de sobrevida. Sin embargo, algunos de éstos dejan a la mujer con falla ovárica. Por esta razón, previo al tratamiento oncológico, aconsejamos a la mujer y al hombre hacer una preservación de la fertilidad. En el caso del hombre, se guarda una muestra de Semen Crio Preservado.

¿En qué consiste la atención que brinda el Servicio de Medicina Reproductiva?

El Servicio cuenta con tres profesionales especialistas en Medicina Reproductiva. Nosotras abordamos la primera consulta de la pareja o paciente que se presente.

A partir del diagnóstico, les abrimos distintos caminos dentro del Servicio. Este recorrido incluye una consulta Psicológica, Hematológica, en lo que respecta a Trombofilias, una consulta Urológica y una Endocrinológica. El hombre tiene que tener una asistencia Urológica, ya que no tiene un médico de cabecera como sí es el caso de las mujeres. Asimismo, el factor masculino representa el 50 por ciento en la patología de Medicina Reproductiva con lo cual la evaluación urológica es fundamental.

Por último, la evaluación Endocrinológica correspondiente tanto en la mujer como en el hombre. De esta forma, se obtiene una visión integral del estado de salud de los pacientes. Por supuesto que no todos los pacientes tienen que pasar por este abanico de consultas multidisciplinarias. En algunos casos ese camino es más corto. Sin embargo, cuando un paciente pasa a alta complejidad se recomienda que recorra este tamiz de diagnóstico ya que así se mejora la tasa de embarazo a futuro.

El Programa de Ovo Donación

“El Programa de Ovodonación fue impulsado para dar respuesta a una realidad: Las mujeres nacemos con un capital de folículos que se nos van agotando a lo largo de la vida. Por determinadas causas, hay mujeres más jóvenes que agotan su reserva ovárica y necesitan óvulos donados. Es decir, no tienen capital folicular propio. Esas mujeres, pueden acceder al Programa de Ovodonación”, explica la Dra. Ventura.

En la Argentina, la Ovodonación es altruista y anónima con lo cual cada Centro de Fertilidad tiene su stock de donantes. Los donantes deben realizarse una serie de exámenes que determinan si pueden ser donantes de óvulo o no.

La paciente donante se somete a un tratamiento de estimulación ovárica como cualquier mujer. Éste no deteriora su reserva ovárica futura. Dona sus óvulos para pacientes que están en lista de espera. Esas pacientes se hacen su tratamiento con Fertilización in vitro con el semen de su pareja o de banco, si lo necesitara. Así, a través de esa práctica logran el embarazo.

“Actualmente, el Programa de Ovodonación representa casi el 30% de la demanda que tenemos en el Servicio Medicina Reproductiva”, destaca.

 

Dejanos tu consulta

NOVEDADES