Pediatría Martes 29 de Enero

¡Alerta Alacranes!

Dr Rafael Lopez Azcurra – Sanatorio de Niños – Grupo Oroño

Los niños y los ancianos son los más sensibles a su picadura. La atención inmediata a un centro médico es la medida más importante. La higiene y limpieza del hogar es una de las medidas preventivas.

En esta época del año se incrementan en forma significativa las picaduras de alacranes, generando mucha angustia y temor en quienes lo padecen y en el entorno familiar.

Los alacranes o escorpiones son artrópodos del género de los arácnidos, distribuidos mundialmente en las regiones cálidas, con un numerosa variedad de especies que van desde las extremadamente venenosas hasta aquellas especies inofensivas.

En nuestra región del Litoral argentino predominan dos especies de alacranes, uno llamado Tityus Trivittatus y otro Tityus Bonaerensis. El primero es el más frecuente en Rosario y sus alrededores y su picadura puede ocasionar casos fatales. Es por esto que ante esta eventualidad, la consulta a centro médico no debe demorarse, teniendo en cuenta que se dispone de un antídoto muy eficaz y de fácil acceso en nuestro medio, tanto en Instituciones públicas como privadas.

¿Qué debo hacer ante una picadura de alacrán?

Las acciones inmediatas a realizar son dos: aplicar hielo local para retrasar la absorción del veneno y concurrir de inmediato a centro médico más cercano. Es importante no entrar en pánico, pues la inmensa mayoría evoluciona favorablemente sin tratamiento y los casos fatales están más relacionados con la demora en la consulta y el inicio del tratamiento especifico. No se debe perder el tiempo tratando de capturar o identificar el tipo de alacrán, pues la conducta médica se toma en relación a la presentación clínica y sintomatología, más alla de tener o no el animalito.

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

Como en la mayoría de las afecciones los extremos de la vida son los que mas peligro corren: niños y ancianos. En adultos sanos prácticamente no se han reportados casos graves en nuestro medio. Sin embargo, personas con cardiopatías o afecciones pulmonares tiene más riesgo de presentar cuadros severos tras la picadura de alacrán. Si bien la mayoría de las veces uno puede ver el alacrán en el momento del accidente, algunas veces no se lo ve, por lo que es muy importante tener un alto grado de sospecha de la picadura ante un lactante o niño pequeño que presenta llanto inconsolable o eritema doloroso tipo picadura, más aún si hay registro de haber visto alguna vez alacranes en la casa.

 No se debe perder el tiempo tratando de capturar o identificar el tipo de alacrán, pues la conducta médica se toma en relación a la presentación clínica y sintomatología, más alla de tener o no el animalito.

¿Qué síntomas da la picadura de alacrán?

La picadura de alacrán puede producir síntomas locales y síntomas generales.

Los síntomas locales se producen en el sitio de inoculación y pueden ser confundidos con la picadura de una abeja o avispa. Consisten básicamente en:

  • enrojecimiento

  • dolor intenso

  • tumefacción

  • sensación de hormigueo

De no presentarse ningún otro síntoma, el cuadro se considera como leve y solo requerirá de una observación unas horas si el paciente es un niño o adulto con patología cardiaca o pulmonar.

Los síntomas generales pueden ser:

  • palidez

  • sudoración

  • salivación profusa

  • vómitos

  • taquicardia

  • cefalea

Ante la aparición de estos síntomas, el cuadro se clasifica como moderado grave y debe recibir lo más pronto posible el antídoto a fin de evitar consecuencias gravísimas.

¿Cómo puedo prevenir la picadura de alacrán?

Lamentablemente no existe un producto insecticida que sea efectivo contra alacranes por lo que nuestra acción preventiva debe estar fundamentalmente orientada a restringir el ingreso del alacrán a nuestro hogar y eliminar su alimento: las cucarachas. La higiene y la limpieza del hogar son fundamentales.

El alacrán ama los sitios oscuros, cálidos como grietas, rincones, resumideros, cloacas, por lo que debemos cubrir con tela metálica todas las rejillas, revocar grietas y orificios y tener en cuenta que muchas veces se esconden en calzados y ropa de cama, por lo que en hogares en los que se ha visto alguna vez algún alacrán, conviene siempre revisar las sábanas y los calzados de los niños. Por último, si tenemos en cuenta que el alacrán es el depredador natural de las cucarachas, entenderemos por qué combatir y eliminar su alimento, las cucarachas, trae aparejado en el tiempo la erradicación del alacrán, siendo ésta , tal vez una de las acciones más efectivas a la hora de prevención.

En conclusión, en la Argentina, el escorpionismo es un problema importante de salud pública dado que en las últimas décadas, se ha observado un incremento de casos. La especie más importante en nuestro país es Tityus trivitattus, arácnido de hábitos domiciliarios que se distribuye por las provincias del centro y el norte. Las personas más afectadas son los niños, en quienes se han visto casos graves de envenenamiento escorpiónico, incluso letales. Por fortuna existe un antídoto eficaz y al alcance de la mayoría de los Centros médicos.

La clave fundamental para prevenir el accidente escorpiónico es instruir a la comunidad sobre las medidas para evitar que éste se produzca (mencionadas anteriormente) y, en caso de que ocurra, concurrir en forma urgente al centro médico más cercano.


Dejanos tu consulta

NOVEDADES

11/02/2019

Hidroterapia: una nueva herramienta terapéutica

Grupo Oroño incorporó una piscina a terapéutica especialmente diseñada para el tratamiento de dolencias osteomusculares, que forma parte de los tratamientos terapéuticos que ofrece GO Kinesio Fisherton.