Recursos Humanos Miércoles 07 de Febrero

¿Qué es lo que motiva al personal en el trabajo?

Dr. Germán Risemberg - Contador Público - Psicólogo - Doctor en Administración Coordinador del Programa de Formación en Liderazgo de INADEE

El objetivo sería tratar de llevar, al menos algo, del placer al campo de lo laboral.

¿Qué motiva al sujeto en el trabajo? ¿Por qué algunas personas se motivan más que otras? ¿Por qué algunos individuos que por cierto tiempo estuvieron muy motivados, luego de un período y sin que varíen sus condiciones de trabajo se hallan hoy desmotivados?

Estas y otras preguntas de similar relieve, me las vengo formulando desde hace años, tanto desde mi Rosario natal como desde Barcelona (España), mi actual ciudad de residencia. 

Primero ubiquemos nuestras preguntas dentro de la historia.

a) A través de un breve recorrido, a partir de la etapa mecanicista o taylor-fordismo, allá por los albores del siglo XX, con la división del trabajo, la hiperespecialización, la producción en serie, y los sistemas de premios y castigos individuales, observamos que al operario se le especificaba con el más alto grado de detalle qué debía hacer, cómo debía hacerlo y en cuánto tiempo. Los directivos pensaban y los trabajadores ejecutaban. Y cuanto menos pensara el operario mejor. Es más, se le pagaba por no pensar, sólo por hacer lo que se le indicaba, de la manera en que se le indicaba y dentro de cierto lapso de tiempo que era controlado cronómetro en mano. El film “Modern Times” de Chaplin, dentro de una tónica irónica y de ácida crítica hacia la época nos deja una muy buena idea de esta modalidad de producción.

b) Luego, allá por los años 30´, el enfoque de las Relaciones Humanas va a poner el énfasis en el logro de un entorno laboral favorable. A través de sus estudios en la Western Electric de Chicago, Elton Mayo arriba a ciertas conclusiones: mediante un clima interno agradable y cooperativo, los trabajadores elevan la productividad por añadidura. Se socializan los premios y las compensaciones siguen el principio: “a igual puesto, igual salario”.

c) Más tarde, llega la Corriente Participativa. Se afirma que el buen clima laboral es importante, pero que también cuentan las tareas específicas que son asignadas al trabajador, o sea que las condiciones favorables del entorno de trabajo son necesarias pero no suficientes para consolidar la motivación de los trabajadores. A cada uno de ellos le interesa qué tipo de actividades particulares se les asignan, qué clase de tareas van a desempeñar a lo largo de la jornada laboral, las cuales no resultan en absoluto indistintas.

La motivación en el ámbito laboral

Volviendo a nuestro interrogante de inicio tratemos de dotar de mayor precisión a la cuestión que estamos tratando. ¿En qué consiste estar motivado? Más aún, ¿en qué consiste estar motivado en el ámbito del trabajo? Porque estar motivado el fin de semana al ir al club a jugar al tenis, o para ir a un estadio a ver un partido de fútbol, o al aprontarnos a presenciar una película en un cine es algo que parece bastante sencillo y entendible. Pero hablamos del trabajo, lugar nada exento de problemas, conflictos, tensiones, esfuerzos…

Los griegos, en la antigüedad diferenciaban bien lo que era trabajo de lo que era placer. El placer se hallaba en el ocio, no en el trabajo. De lo que se trata ahora es de llevar, al menos algo, del placer al campo de lo laboral. Decimos “algo”, trasladar porciones de placer, de disfrute, a ese terreno tan arduo y tan lleno de complicaciones. Esto lo remarcamos bien porque desde hace cierto tiempo pululan numerosas arengas formuladas hacia el personal en el sentido de “tener que motivarse en el trabajo”. Ante todo, la motivación no es algo que se pueda manejar a nivel de la voluntad, tipo “me quiero motivar y me motivo”, la motivación ocurre o no ocurre, nos pasa o no nos pasa. La motivación es una emoción.

Y, además, no es posible para nadie hallarse motivado todo el tiempo (24 hs. AM/PM), y menos todavía en el trabajo. Por eso la expectativa es mucho más modesta, más mesurada, y aún no es poco en absoluto, es todo un desafío lograr llevar algo del placer al lugar de trabajo.

Retornando, entonces, a la cuestión de qué es la motivación, diremos que alguien motivado es alguien con ganas, con energía, con entusiasmo. El líder, como dirían en Italia, es “il entusiasmatore”, el que entusiasma, y es cierto, como veremos, que una de las funciones principalísimas de un líder es la de brindar entusiasmo a sus seguidores.

Etimológicamente,la palabra motivación deriva del latín “motus, motivus” que significa “movimiento”, o sea que se trata de “poner en movimiento”.Y esto resulta coherente con lo que venimos planteando, con entusiasmar a alguien. Incluso las expresiones del lenguaje coloquial también abonan el mismo sentido, ya que cuando una persona está desmotivada se dice de ella que está “desinflada”, “pinchada”, “de capa caída”, etc., reflejándose toda una idea de pasividad, de quietud. Y cuando alguien está motivado decimos que está “con las pilas puestas”, “enchufado”, transmitiendo la idea de alguien muy activo, muy dinámico, muy “en movimiento”.

 

Ahora bien, despejada la primera cuestión relativa a qué significa estar motivado, cuestión básica y primaria, si estar motivado es estar entusiasmado, con energía, con ganas, podemos ahora interrogarnos lo siguiente: ¿qué es lo que motiva en el trabajo?, ¿cuáles son los factores de la motivación laboral? 

Y aquí, nos encontramos con tres preguntas que podemos formularnos: 

a) ¿El dinero, motiva?

Habitualmente encontramos la unanimidad de una respuesta afirmativa.

B) ¿El dinero es lo único que motiva?

Un no rotundo es lo que solemos oír por parte de todos los que contestan.

c) ¿Entonces, qué otras cosas motivan, además del dinero?

Y aquí sí se termina el pleno acuerdo colectivo y comienza cada quien a esgrimir sus prioridades: cuestiones vocacionales, un buen clima de trabajo, nuevos retos y desafíos en las tareas, mayor autonomía (empowerment) en la toma de decisiones, reconocimiento recibido por el trabajo bien hecho, posibilidades de crecimiento personal, incorporación de nuevos conocimientos, etc.

Vemos, entonces, que el fenómeno de la Motivación Laboral no era tan sencillo de aprehender como podía pensarse y que esto nos impulsa a renovar nuestras permanentes tareas de investigación al respecto.  


Dejanos tu consulta

NOVEDADES

06/08/2018

HPR: Atención de urgencias las 24 horas

El Hospital Privado de Rosario (HPR) dispone de Guardia las 24hs. para la atención inmediata de emergencias. Cuenta con capacidad médica, tecnológica y edilicia para la asistencia de pacientes en urgencias cardiológicas, traumatológicas y clínicas