Administración de Empresas Miércoles 05 de Julio

El desafío de ser gerente.

MBA Ariel R. Correa / Director Consultora Focus

Aspectos claves para lograr un óptimo rendimiento de la empresa, generando valor a través del personal de la empresa.

En el contexto actual, mantener la competitividad empresarial no es tarea sencilla para los gerentes, sin embargo la labor de seguir colaborando en el desarrollo de las empresas no deja de ser un desafío importante y que merece reflexión. Sin dudas que será un plus para la implementación del plan estratégico, poder contar con gerentes de experiencia que tengan criterios objetivos de la actualidad empresarial, puedan deliberar en función de la visión de la empresa y de un pormenorizado análisis de las fortalezas y debilidades de su organización en la actualidad.

El reto para estos gerentes será trabajar en equipo con las demás gerencias de la empresa, afín de alinear los objetivos de sus áreas a cargo con los de la organización. Para esto, deberán recordar y tener siempre presente, que son los empleados quiénes están en contacto directo con sus clientes, en forma personal, telefónica, a través de un mail, en la web o en cualquier circunstancia de contacto directo con el cliente.

Asimismo, deberán considerar que hay también otros trabajadores que en forma indirecta (por su labor) producen un impacto en la fidelización de la cartera de clientes; son aquellos que facturan, entregan mercaderías o realizan tareas operativas que impactan en la experiencia de la gente con la empresa.

Los gerentes necesitarán velar por ser justos con sus empleados, ya que son ellos quienes se interrelacionan con los clientes, en palabras de Peter Drucker, cuando nuestros empleados se van a dormir la empresa está cerrada.

El Gerente deberá siempre fomentar la comunicación de sus equipos de trabajo, escuchar a sus dirigidos para la toma de decisiones, aún sabiendo que ellos no siempre estarán de acuerdo con lo que la empresa decida. Trabajar sobre objetivos individuales y grupales, además de permitirles evaluar el desempeño, les ayudará también a corregir desvíos y generar acciones de motivación.  Los empleados percibirán que su trabajo está siendo observado y esto también es causal de estimulación ya que aprecian que su tarea no es indiferente, hay un jefe que los observa, los corrige y los reconoce.

Aliente a cada uno de ellos a trabajar en equipo, el bien común será ganancia para todos. 

Fomenten la responsabilidad de los individuos por su trabajo e incítelos a estar siempre atentos para atender los problemas y dificultades que puedan surgir; recuérdeles que un problema no atendido a tiempo se convertirá en un Conflicto. 

Tomen decisiones tendientes a generar acciones de Valor, este concepto se entiende muy bien observando a las organizaciones que cotizan en bolsa por ejemplo, detrás de una importante inversión en sistemas no se percibe en lo inmediato un recupero de fondos, sin embargo la acción de esa compañía podría subir debido a la eficiencia con la que les permitirá trabajar a la organización (Alberto Levy, Mayonesa). 

Generar acciones de valor a través de las personas.

Identifiquen a su personal clave, escúchenlos, entrénenlos y traten de retenerlos; si para llevar adelante un cambio positivo para la empresa pierden a trabajadores sin compromiso, no deben preocuparse; pero sí háganlo cuando vean que están perdiendo al Personal Clave y mejor preparado.

Y desde ya, los aliento a que alcancen un Liderazgo Humano donde puedan cimentar sólidamente a sus empresas. Recuerden que los trabajadores no pueden dejar de ser personas mientras llevan adelante su labor. Es normal que quieran tener un gesto agradable, una sonrisa, una conversación o que se los escuche. La ausencia de estos gestos en nuestros empleados, debiera llamarnos la atención.


NOVEDADES