Administracion Martes 16 de Abril

Las pymes y la tecnología

Dra. CP Alicia S. Nebbia - Consultora Organizacional

La reacción de las empresas ante el avance tecnológico y la necesidad de innovar

Actualmente, las pymes que sobreviven son las que gestionan su cambio permanente, las que no se detienen mirando al pasado sino las que traen el futuro al presente.

La pymes forman parte del mundo global y están insertas en plena REVOLUCIÓN DIGITAL, donde es imposible dejar de visualizar el futuro; futuro que llega cada vez más veloz de mano de los inevitables avances tecnológicos.

Los cambios en la forma de estructura han ido evolucionando también y hoy nos movemos en el mundo de las redes y sus distintos formatos. Porque nadie puede solo y además, necesita del apoyo de más gente calificada para profesionalizarse continuamente y llegar a posicionarse con mejores productos y excelentes servicios, que se generan al adoptar estas políticas de avance permanente.

Regodearse con el éxito del pasado conduce muchas veces, en el afán de repetir más de lo mismo, a quedar encerrados en espacios que retroceden más de lo que avanzan. Que les haya ido bien durante mucho tiempo, no es garantía alguna que esto se repita indefinidamente.

Las formas de trabajo también cambian aceleradamente y ni siquiera sabemos cuáles serán dentro de los próximos diez años. Por lo tanto debemos estar atentos a la mejora continua en todas sus formas: desde las más tangibles a las más intangibles. Desde la mejora basada en la tecnología hasta la mejor forma de interrelacionarnos y comunicarnos humanamente. Porque todo está relacionado y es parte de un mismo universo. Un universo al cual si le damos más, recibimos más a partir de nuestra vocación de servicio y nuestro afán de evitar conflictos. De esta forma generamos la energía suficiente para hacer del crecimiento nuestra forma de vida.

¿En qué creen los que crecen? En primer término de que ésto es posible y luego en valorar todo el potencial que se tiene y que a veces no se ve o se pierde en medio de pensamientos negativos que provocan evitar involucrarse en el sendero de dicho crecimiento. Si seguimos teniendo una mirada negativa de todo lo que nos rodea, solo potenciamos el “no hacer” y eso nos conduce a desaparecer, no sólo como empresas, sino como personas que se entregan por sí solas al fracaso sin oponer resistencia.

La necesidad de Innovar

El tema básico que nos convoca, sobre todo a los emprendedores, es el de la INNOVACIÓN, aplicable a todos los sectores económicos y a los distintos rubros que los componen.

Las necesidades actuales de las pymes, en cuanto a la implementación de sus sistemas de información, podrían enumerarse como:

a) Contar con una real y oportuna información para la toma de decisiones estratégicas.

b) Integrar las distintas actividades y flujos de información necesarios para alcanzar objetivos y desarrollar estrategias.

c) Integrar los distintos flujos de información: administrativa, comercial, contable, control de gestión, generación y aplicación de indicadores para predecir, analizar, proyectar y generar acciones en base a toda esta información multiusuario.

d) Favorecer la comunicación y uso de la información entre usuarios de distintas formaciones y actividades, tantos en roles internos como externos.

e) Incentivar roles de clientes y proveedores internos para acelerar los procesos y mejorar los resultados.

f) Contar con puestos de enlace entre distintas unidades estratégicas, de negocios, diversas localizaciones geográficas, distintos encuadres normativos y pautas de aplicación.

Se necesitan lenguajes comunes para facilitar la interrelación entre distintos usuarios, para facilitar un mejor entendimiento de los temas a abordar y procesar sobre una base de programación y llegada a los mismos, que permita satisfacerlos sin dar lugar a errores de interpretación ni confusiones en la aplicación.

Para alcanzar todos estos resultados en forma efectiva debemos optimizar:

a) El desarrollo de los sistemas informáticos y sus múltiples aplicaciones en las empresas.

b) Las distintas aplicaciones que confluyan en un resultado final esperado.

c) Favorecer en todo momento y por todos los usuarios una correcta interpretación de todo lo que se transmita y aplique como soluciones a problemas de dichas organizaciones.

Debemos construir puentes y enlaces interdisciplinarios para aprovechar al máximo nuestros avances tecnológicos y nuestros profesionales.

Estas tres acciones deben integrarse en un lenguaje común para evitar confusiones, omisiones, aplicaciones parciales y resultados no esperados que signifiquen más un retroceso que un avance en el sistema de información de acuerdo a todo lo expresado anteriormente.

Debemos construir puentes y enlaces interdisciplinarios para aprovechar al máximo nuestros avances tecnológicos y nuestros profesionales. No debemos crear antagonismos ni falsas competencias o incumbencias ya desactualizadas. Todos somos necesarios siempre y cuando nos comprometamos con nuestro trabajo y nuestra vocación de servicio.

El trabajo en redes colaborativas

Los que trabajamos con y sobre organizaciones debemos estar libres de ataduras y situaciones excluyentes. Debemos abrirnos a la cooperación y al intercambio de conocimientos para seguir creciendo desde todos los roles que deben comprometerse con el crecimiento económico. Debemos respetarnos y respetar a quienes trabajan en nuestros mismos espacios. Debemos dejar de competir egoístamente para competir con nuestro propio crecimiento.

La tecnología avanza con una velocidad nunca vista. Nadie puede alcanzarla solo. El trabajo de equipo y la colaboración mutua son los aliados del momento. El individualismo exacerbado en el trabajo conduce rápidamente al fracaso y a la caída de las pymes. Sin redes, sin uniones, sin alianzas, sin colaboración mutua no hay futuro. Nadie es autosuficiente. Todos necesitamos de todos y de compartir lo que tenemos para poder contar con el apoyo del otro. La sinergia beneficia a todos. El egoísmo destruye los lazos humanos y las formas de trabajo que generan beneficios de desarrollo y de recompensa.

No perdamos la oportunidad de generar buenos vínculos. Es un capital que solo pueden acuñar los seres humanos. Todo lo demás lo puede ir resolviendo la tecnología. Usemos la tecnología para nuestro beneficio y para que nos permita recuperar tiempo y precisión para crecer como personas.

 


NOVEDADES