Entrevista Martes 05 de Julio

Enfermedades Inmunológicas: Causas y diagnóstico

Entrevista con la Dra. Patricia Garnero - Servicio de Alergia de Grupo Gamma

Por su alta prevalencia e impacto en la calidad de vida, las enfermedades alérgicas e inmunológicas constituyen un grave problema sanitario

¿Qué son las Inmunodeficiencias?

Las Inmunodeficiencias son un grupo heterogéneo de enfermedades en las que se observa un inadecuado funcionamiento del sistema inmune, que es el encargado de defendernos frente a las infecciones.

Estas enfermedades eran consideradas “raras” por su baja frecuencia pero hoy en día son cada vez más diagnosticadas. Lo cual se debe al accionar de médicos alergólogos, inmunólogos, y no inmunólogos (pediatras, clínicos, infectólogos, neumonólogos, dermatólogos, entre otros) que han tomado conocimiento de estas patologías, teniéndolas en cuenta en su práctica diaria.

Esto permite que muchos pacientes hoy tengan un diagnóstico y tratamiento correcto, cambiando radicalmente el pronóstico de vida de muchos de ellos. Por su alta prevalencia e impacto en la calidad de vida, las enfermedades alérgicas e inmunológicas constituyen un grave problema sanitario.

¿Cómo está compuesto el Sistema Inmune?

El Sistema Inmune tiene tres componentes principales: los Glóbulos Blancos de la sangre, las Inmunoglobulinas (anticuerpos) y el Sistema de Complemento que trabajan coordinadamente con otras células, hormonas y órganos linfáticos. Hay varios tipos de glóbulos blancos: neutrófilos, basófilos, eosinófilos, linfocitos y monocitos. El timo y la médula ósea constituyen los órganos linfáticos centrales donde se originan y maduran los linfocitos que luego circulan en sangre y pasan por los órganos linfáticos periféricos (ganglios, bazo, amígdalas, adenoides, apéndice, placas de Peyer y estructuras linfoides de mucosas) para convertirse en células de memoria de defensa o células efectoras.

¿Cuándo sospechar de la presencia de una enfermedad del sistema inmune?

Ya que una de las funciones más importantes del sistema inmune normal es la de protegernos contra infecciones, es común que los pacientes con enfermedades de inmunodeficiencia tengan mayor susceptibilidad a infecciones. Esta mayor susceptibilidad a infecciones puede incluir:

  • Demasiadas infecciones.
  • Infecciones que son difíciles de eliminar.
  • Infecciones inusualmente graves.
  • Infecciones por microorganismos no patógenos para la población inmunocompetente.

Las infecciones pueden estar localizadas en los senos paranasales (sinusitis), oídos (otitis supuradas) los bronquios (bronquitis), pulmones (neumonía), el tracto intestinal (diarrea crónica) o en piel (abscesos, forúnculos, impétigo).

¿Cómo se clasifican las Inmunodeficiencias?

Las enfermedades de inmunodeficiencias se pueden clasificar según su origen en:

  • Primarias (congénitas-hereditarias): Por afectación en el número o en la función de linfocitos, déficit de inmunoglobulinas, células fagocíticas, proteínas del complemento o defectos combinados.
  • Secundarias (adquiridas): Por ejemplo por politraumatismo, radioterapia, fármacos inmunosupresores, quimioterapia, gran quemado, SIDA.

Las enfermedades de inmunodeficiencia primarias pueden presentarse en individuos de cualquier edad. Las primeras descripciones de estas enfermedades fueron en niños. El 40% de los diagnósticos se realizan durante el primer año de vida. Pero al crecer nuestra experiencia médica, muchos adolescentes y adultos han sido diagnosticados con enfermedades de inmunodeficiencia primarias. Esto es en parte debido al hecho de que ciertos trastornos, tal como la enfermedad de Inmunodeficiencia Común Variable y la Deficiencia Selectiva de IgA, pueden tener su presentación clínica inicial en la vida adulta.

¿Son contagiosas las Inmunodeficiencias?

Estas enfermedades NO son contagiosas, no se contagian de una persona a otra.

¿Cuáles son los signos de alarma de posible Inmunodeficiencia? (Recuadro)

  1. Ocho o más otitis en un año.
  2. Dos o más sinusitis graves en un año.
  3. Dos o más meses tomando antibióticos con mal resultado.
  4. Dos o más neumonías en un año.
  5. No aumentar de peso y talla con normalidad.
  6. Abscesos profundos (infecciones con pus) repetidos en piel o en órganos interiores.
  7. Hongos persistentes en la boca o en la piel en mayores de un año.
  8. Necesidad de antibióticos intravenosos para eliminar infecciones.
  9. Dos o más infecciones internas severas.
  10. Historia familiar de inmunodeficiencia primaria.

¿Cuáles son las condiciones para un diagnóstico definitivo?

La Clínica de la Inmunodeficiencias sólo nos permite orientar el diagnóstico. En todos los casos el diagnóstico definitivo deberá establecerse con procedimientos apropiados de laboratorio que permitan evaluar la competencia inmunológica.

El diagnóstico temprano en estas enfermedades es fundamental , ya que permite instaurar terapéuticas apropiadas antes de que se produzcan lesiones crónicas e irreparables de órganos vitales.


NOVEDADES