Entrevista Lunes 25 de Junio

Trasplante: Una segunda oportunidad

Entrevista con el Dr. Andrés Ruf, Coordinador de la Unidad de Hígado del HPR, y la Dra. Melisa Dirchwolf, miembro de la misma unidad

Desde su inauguración, hace apenas un año, el Hospital Privado de Rosario (HPR) ha realizado ya tres trasplantes hepáticos.

¿En qué consiste un trasplante?

-Dr. Andrés Ruf: Un trasplante significa enfrentar una gran cirugía. Y como cualquiera, tiene sus complicaciones. El paciente trasplantado debe tomar medicamentos de por vida, para evitar el rechazo del órgano. Pero, al mismo tiempo, se le devuelve una vida plena.

¿Cómo es vivir “después” de un trasplante?

Dr. A. R.: Está demostrado que los pacientes trasplantados pueden tener una vida normal, plena. Pueden realizar deportes de alto rendimiento o llevar un embarazo con normalidad. No hay nada que no pueda hacer.

Desde el año 1983, el trasplante dejó de ser una técnica experimental. Por lo cual, hay pacientes de esa época, que fueron niños, y hoy son adultos. Han tenido hijos y desarrollaron su vida con total normalidad.

¿Qué representa la Donación de órganos?

Dr. A. R.: Es un compromiso tanto hacia afuera como interno. En el Hospital Privado de Rosario no sólo se han realizado trasplantes hepáticos sino, además, ablaciones.

¿Qué implica la Donación de órganos?

Dra. Melisa Dirchwolf: La Donación de órganos implica generosidad. La distribución de órganos es muy transparente. La prioridad en la lista de espera, está dada por la gravedad del paciente.

Dr. A.R.: Con un donante multiorgánico, se pueden salvar hasta 9 personas y 6 pacientes recibir tejidos. Debemos entender que la muerte no se lleva todo. Se puede hacer feliz a otras personas.

¿Cómo es el proceso de Donación de Órganos?

Dra. M. D.: La donación y distribución de órganos, del INCUCAI, es increíblemente transparente. Todos los profesionales involucrados, estamos orgullos de participar de esta red. Ello nos permite trasmitirles a quienes han perdido un ser querido, que desean donar sus órganos, confianza y tranquilidad. Todo el proceso se realiza con mucha seriedad.

Todo es anónimo. Está hecho de manera tal, que los intereses personales no puedan influir. Inclusive, cuando un profesional informa al INCUCAI que fallece una persona que es donante, se realiza una evaluación en diferentes horarios, con tecnologías específicas y por médicos distintos.

Además, los profesionales que realizamos trasplantes, por medio de la plataforma, podemos ver en tiempo real todo: dónde se está generando una distribución de órganos y las evaluaciones que están hechas.

Durante junio se celebró el Día nacional de la Donación de Órganos y el Día Mundial del paciente trasplantado. ¿Qué mensaje quisieran transmitir a la población?

Dr. A.R.: Al menos, una vez en la vida debemos hablar con nuestra familia sobre la donación de órganos. Es tan exclusiva esa posición de donar los órganos, que debemos generar conciencia y aprovecharla al máximo. La muerte no se lleva todo, podemos salvar otras vidas.

 


NOVEDADES