Flebologia Viernes 10 de Marzo

Várices y embarazo, ¿por qué aparecen y qué hacer?

Dra. Griselda Alfonso, Jefa del Servicio de Flebolinfologia de Grupo Gamma

Más del 50 % de las mujeres embarazadas están expuestas a la aparición de várices.

El embarazo es un estado fisiológico transitorio normal que pone a prueba la capacidad de reserva hemodinámica de la mujer. La aparición de váricesen este período diferente de su vida depende no sólo de la predisposición genética sino también a la acción de neurohormonas. Dichas hormonas son: Serotonina, Histamina, Andrógenos, Ocitocina, Gonadotrofinas, y especialmente Estrógenos y Progesterona. La conjunción de estos dos factores, genéticos y hormonales determinan la aparición de váricesen el 90% de los casos.

El embarazo presenta características diferentes con respecto a la aparición de váricesen mujeres no embarazadas. Éstas son: presencia de váricesgeneralizadas desde telangiectasias, váricesreticulares y grandes; evolucionan por “Pousse”, es decir aparecen de un día para el otro; afectan a las venas vulvares; son muchas veces reversibles especialmente en la primera gestación y en los tres primeros meses del post-parto. 

¿Cuál es la posibilidad de que aparezcan váricesen el embarazo?

En más del 50% de las embarazadas, y si hay carga genética (mamá, papá o abuelos con varices) las manifestaciones varicosas más importantes aparecen en el segundo embarazo y se agravan con las gestaciones futuras. Las venas más comprometidas son las de las piernas del territorio de la safena interna, pudenda interna y venas vulvares.

Existen dos teorías con respecto a la aparición de váricesdurante el embarazo; la Teoría Mecánica y la Teoría Hormonal, que es la más acertada.

La Teoría Mecánica: la presión que el útero grávido provoca en las venas de la pelvis aumenta la hipertensión dista.

Teoría Hormonal, especialmente la acción de la Progesterona y los Estrógenos: la progesterona tiene efecto veno-dilatador sobre la pared venosa, esto provoca una falla en la coaptación de las válvulas venosas y conlleva a la aparición de telangiectasias y varices. Además produce una nueva formación de vasos o angiogénesis y abre Shunt Arterio-venoso (comunicación directa de arteria a vena sin pasar por capilares) lo que provoca la aparición de váricesde manera anárquica sin un origen concreto.

Los Estrógenos, por su lado, si bien son veno-protectores por la acción veno-constructora venosa, ocasionan aumento de la volemia, retienen sodio y agua, favoreciendo el edema de las piernas, especialmente en los últimos tres meses de gestación. A su vez, favorecen la aparición de Trombosis por cambios en los factores de la coagulación, con aumento de los factores VII-VIII-X y disminución de fibrinólisis.

Asimismo, durante el trabajo de parto, se libera otro facto predisponente de trombosis: la tromboplastina tisular, éste es uno de los factores que predispone la aparición de trombosis en el puerperio agravado en casos de cesárea y el reposo en cama. 

¿Qué hacer con una paciente embarazada y portadora de várices?

El tratamiento es conservador. A continuación, enumeramos algunos de sus pasos: 

  • Control del peso.

  • Actividad física programada.

  • Uso de medias elásticas desde el primer mes de embarazo.

  • Tratamiento médico: sólo si la paciente embarazada tiene síntomas, tales como edemas, dolor o pesadez. Los tratamientos pueden ser: venotónicos en el último trimestre cuando hay edemas y dolor; antiinflamatorios en caso de dolor y flebitis; anticoagulantes de bajo peso molecular en pacientes con antecedentes de Trombofilia y/o abortos repetidos.

  • No realizar tratamiento esclerosaste: muchas Telangiectasias desaparecen después del parto. Se debe realizar este tratamiento en caso de Varicorragia, váricessangrantes muy superficial. Sólo persisten las que permanecen luego del tercer mes del post-parto.

  • Tratamiento quirúrgico de váricespersistentes: sólo luego del tercer mes del parto. 

Algunos consejos útiles: 

  1. Si se observan váricesVulvares de gran tamaño se recomienda realizar cesárea programada.

  2. A aquellos pacientes con Trombosis Venosa Pélvica, se sugiee esperar dos años para un nuevo embarazo.

  3. Si se percibe Trombosis Venosas Aguda, se invita a realizar un tratamiento anticoagulante con heparinas de bajo peso molecular.

  4. En caso de embarazo y presencia de Trombosis Venosa de Vena Safena Interna Ascendente por encima de la rodilla, realizar una ligadura de cayado de Vena Safena Interna en Ingle.

  5. Concurrir al parto con medias elásticas de compresión 20 o 30mmhg.

  6. Para mujeres en Puerperio, se recomienda una deambulación precoz y elastocompresión (vendaje elástico).

Es importante recordar, siempre, que el mejor consejo es tomar medidas de prevención. En el caso de que no sea posible por una tendencia genética contamos con algunas actividades que están al alcance de nuestras manos: control del peso, realizar actividad física programada, implementar una dieta sana e ingerir mucho líquido. En ésta etapa de la vida, la decisión final de cualquier tratamiento será consensuada con el obstetra de elección de la paciente.


NOVEDADES