Legales Miércoles 09 de Diciembre

Soplan vientos de cambio

Damián Ferrero-Wenger – Abogado - Asesor Legal Sanatorio Mapaci, S.A./ Mapaci Laboral.S.A

Acerca de la relación entre Derecho, Economía y Sociedad

Los tiempos han convergido para que el 2015 finalice con una conjunción de circunstancias generadoras de condiciones para importantes oportunidades futuras.

La modificación del cuerpo central de la Legislación Privada Argentina, el Código Civil y Comercial; los recambios de los Gobiernos Nacional, Provincial y Municipal –que fueron acompañados de una muestra de madurez ciudadana, reflejada a partir de la diversidad que ha asumido la decisión del voto- y un clima social de esperanza, sitúan al ambiente jurídico en un lugar de extrema relevancia para acompañar y fortalecer el desarrollo.-

En materia de derecho privado, con aciertos y con errores, hoy el mundo del Derecho tiene en sus manos una herramienta valiosísima: el Nuevo Código Civil y Comercial.-

Este cuerpo normativo puede ser el punto de partida de un cambio cultural, legal y judicial, de profunda importancia, a partir del cual se genere una nueva forma de asumir la responsabilidad del Derecho como creador de condiciones propicias para el desarrollo social.

La historia económica de los países señala que quienes han logrado evolucionar son aquellos que han resuelto adecuadamente sus problemas Institucionales, entendiendo por Instituciones no solo a los Organismos del Estado, sino también y fundamentalmente a su Legislación, su aplicación concreta, y la interpretación que de los hechos y las normas finalmente hace el Poder Judicial. 

La Justicia tiene un capítulo pendiente esencial como factor potenciador de la sociedad, para lo cual resta asumir -y en consecuencia, actuar- sobre la simbiótica relación que vincula a Derecho y Economía.- 

El Derecho y la  Economía establecen los incentivos y desincentivos de la conducta humana.-

Por ello, un salto de calidad en la Justicia hacia nuevos y concretos niveles de seguridad jurídica, eficiencia económica y certeza decisoria, tienen la potencialidad de crear bases sólidas para un desarrollo social cuantitativo y cualitativo superior, con muy trascendentes efectos para nuestra Comunidad.-

El Derecho Laboral y su vasta gama de temas relacionados no solo con los trabajadores, la producción y la empresa, sino con algunos tan fundamentales como la mismísima dignidad de la persona y la cultura del trabajo; el derecho comercial y la creación de las condiciones para incentivar el espíritu humano de emprender y crear; el derecho civil y las relaciones de familia, el desarrollo inmobiliario y urbano; el derecho administrativo y la optimización de la administración pública; el derecho ambiental y la mejora de las condiciones de manufactura; el derecho de consumo, la debida información y la honestidad comercial; el derecho de la propiedad intelectual y  la innovación; y la lista sigue, y se multiplica y ramifica.-

Las soluciones no pueden tardar, y deben ser concretas. En cada una de las áreas de incumbencia referidas anteriormente, y tantas otras, las respuestas legales tienen la capacidad de generar cambios y mejoras visibles, tangibles, y altamente beneficiosas para la sociedad.-

La Comunidad Jurídica tiene un reto y una responsabilidad muy grande en sus roles de parte del funcionamiento de uno de los poderes del Estado, como auxiliar o como integrante.-

Es este un muy buen momento para que el Derecho -en su más amplia significación- acompañe, favorezca y refuerce la mejora de la Sociedad.- 

Los tiempos han convergido para que el 2015 finalice con una conjunción de circunstancias generadoras de condiciones para importantes oportunidades futuras.

La modificación del cuerpo central de la Legislación Privada Argentina, el Código Civil y Comercial; los recambios de los Gobiernos Nacional, Provincial y Municipal –que fueron acompañados de una muestra de madurez ciudadana, reflejada a partir de la diversidad que ha asumido la decisión del voto- y un clima social de esperanza, sitúan al ambiente jurídico en un lugar de extrema relevancia para acompañar y fortalecer el desarrollo.-

En materia de derecho privado, con aciertos y con errores, hoy el mundo del Derecho tiene en sus manos una herramienta valiosísima: el Nuevo Código Civil y Comercial.-

Este cuerpo normativo puede ser el punto de partida de un cambio cultural, legal y judicial, de profunda importancia, a partir del cual se genere una nueva forma de asumir la responsabilidad del Derecho como creador de condiciones propicias para el desarrollo social. 

La historia económica de los países señala que quienes han logrado evolucionar son aquellos que han resuelto adecuadamente sus problemas Institucionales, entendiendo por Instituciones no solo a los Organismos del Estado, sino también y fundamentalmente a su Legislación, su aplicación concreta, y la interpretación que de los hechos y las normas finalmente hace el Poder Judicial.

La Justicia tiene un capítulo pendiente esencial como factor potenciador de la sociedad, para lo cual resta asumir -y en consecuencia, actuar- sobre la simbiótica relación que vincula a Derecho y Economía.- 

El Derecho y la  Economía establecen los incentivos y desincentivos de la conducta humana.- 

Por ello, un salto de calidad en la Justicia hacia nuevos y concretos niveles de seguridad jurídica, eficiencia económica y certeza decisoria, tienen la potencialidad de crear bases sólidas para un desarrollo social cuantitativo y cualitativo superior, con muy trascendentes efectos para nuestra Comunidad.-

El Derecho Laboral y su vasta gama de temas relacionados no solo con los trabajadores, la producción y la empresa, sino con algunos tan fundamentales como la mismísima dignidad de la persona y la cultura del trabajo; el derecho comercial y la creación de las condiciones para incentivar el espíritu humano de emprender y crear; el derecho civil y las relaciones de familia, el desarrollo inmobiliario y urbano; el derecho administrativo y la optimización de la administración pública; el derecho ambiental y la mejora de las condiciones de manufactura; el derecho de consumo, la debida información y la honestidad comercial; el derecho de la propiedad intelectual y  la innovación; y la lista sigue, y se multiplica y ramifica.- 

Las soluciones no pueden tardar, y deben ser concretas. En cada una de las áreas de incumbencia referidas anteriormente, y tantas otras, las respuestas legales tienen la capacidad de generar cambios y mejoras visibles, tangibles, y altamente beneficiosas para la sociedad.- 

La Comunidad Jurídica tiene un reto y una responsabilidad muy grande en sus roles de parte del funcionamiento de uno de los poderes del Estado, como auxiliar o como integrante.-

Es este un muy buen momento para que el Derecho -en su más amplia significación- acompañe, favorezca y refuerce la mejora de la Sociedad.-


NOVEDADES

03/11/2019

Cirugía virtual y reconstrucción 3D de cráneo

El Servicio de Neurocirugía del Sanatorio Británico realizó una intervención de un tumor de meninges con una innovadora técnica, asistida por neuronavegación intraquirúrgica.