PUNTO DE VISTA Martes 14 de Febrero

Competitividad, flexibilización y mercado

Damián Ferrero-Wenger – Abogado - Asesor Legal Sanatorio Mapaci, S.A./ Mapaci Laboral.S.A

Reformas a las leyes de trabajo y sinceramiento laboral

Hace algunas semanas, el Gobierno implementó una importante modificación al Sistema de Riesgos del Trabajo, vía Decreto de Necesidad y Urgencia.

De similar modo el Ejecutivo se encuentra estructurando un cuerpo normativo con el objetivo de regularizar relaciones laborales, establecer ciertos beneficios parafiscales y algunas otras modificaciones tendientes a morigerar los costes económicos laborales, directos (aportes y contribuciones) e indirectos (indemnizaciones y juicios).

El 2017 traerá estas importantes novedades en materia legal laboral.

Libre mercado o regulación económica, discusión que a primera vista pareciera exceder al marco jurídico, poseen en realidad una estrecha integración.

Igualmente sucede al enfrentar Justicia y Eficiencia, conceptos propios del Derecho y la Economía, respectivamente.

La Economía es la Ciencia que busca encontrar los mecanismos para asignar los recursos de la manera más eficiente. El Derecho pretende regula la vida en sociedad, postulando como principal el valor Justicia.

Justicia y Eficiencia, pueden compatibilizarse? O se trata de conceptos inexorablemente enfrentados?

Muchas veces pareciera que las regulaciones generales (leyes, por ejemplo) y las decisiones judiciales (sentencias) van en un sentido, y la Economía en otro.

Del mismo modo que hay una tendencia a creer que la Economía es una Ciencia Exacta, al estilo de la matemática.

Entre medio, encontramos al mercado, natural asignador de recursos.

La Argentina, Santa Fe y dentro de ellas, Rosario, reflejan con perplejidad como colapsan los Tribunales de demandas laborales, por accidentes y enfermedades ocupacionales, por demandas laborales pretendiendo indemnizaciones, que crearon un gigantesco mecanismo que conlleva implícito un dispendio de tiempo y gastos, creadores ambos de costos transaccionales descomunales, que colaboran fuertemente con la generación de pobreza, pérdida de empleos, caída de empresas y desocupación.

No con el desarrollo, la competitividad, la creación de empleos de calidad, y la mejora empresaria.

Este capítulo de la actividad económica no es secundario, es central.

He aquí uno de los fundamentales y esenciales puntos de contacto entre Derecho y Economía.

En la medida que la regulación jurídica, y su implementación práctica, no colabore con la Economía en su conjunto, veremos -tal como viene sucediendo desde hace décadas- un permanente empeoramiento del mercado laboral.

Es que la actividad empresaria es consecuencia de reglas de juego claras, respetadas y eficientes.

En dicho contexto, qué puede esperarse para el 2017 -y sucesivos años- en materia laboral?

La tendencia hacia la regularización legal, vía fiscal y laboral, es inexorable.

La regulación legal está a las puertas de crear las condiciones para que las empresas ofrezcan a su personal trabajo formal, vía generar incentivos fiscales y posibilidades de regularizar empleos no registrados.

El sinceramiento legal de las relaciones laborales será acompañado de un sinceramiento económico

En ese contexto, el sinceramiento legal de las relaciones laborales será acompañado de un sinceramiento económico, como natural consecuencia de las cosas.

Dicho de otro modo: solo serán sustentables aquellas actividades que además de producir vender y administrar eficientemente, paguen sus impuestos y posean sus relaciones laborales registradas. Nada sencillo en escenarios sinuosos como el Argentina nos tiene acostumbrados.

El mercado siempre propone puja de intereses.

Para equilibrarlos la regulación económica jurídica posee las facultades y debe crear los instrumentos legales correspondientes. En ese camino parece enderezarse el escenario legal 2017.

Será entonces la inteligencia empresaria, que deberá estar alerta en este ejercicio, la que los aplicará de la manera más óptima.

Y responsabilidad de la Justicia acompañar y validar aquellas reformas que posibiliten que la Economía funcione de una manera Justa y Eficiente, impidiendo abusos, brindando previsibilidad, y ayudando a construir las condiciones para el crecimiento y el desarrollo.

En beneficio de todos los argentinos.


NOVEDADES