Medicina Jueves 07 de Enero

Migraña vestibular, el gran camaleón

Dra. Carolina Melián -Médica Otorrinolaringóloga. Vértigo y Mareo. Sanatorio Parque

Una enfermedad cuyo diagnóstico puede resultar complicado por la gran variedad de presentaciones.

La migraña vestibular es la causa más frecuente del vértigo episódico, así como la segunda causa más frecuente del vértigo en general. Desde hace mucho tiempo que se ha establecido una relación entre vértigo y migraña, obteniendo diversas denominaciones como “vértigo migrañoso”, “véstibulopatía asociada a migraña” o “vértigo asociado a la migraña”.

La migraña es una de las patologías crónicas mas frecuentes en el mundo, que genera incapacidad y pérdida de días laborales. Es tan frecuente como la hipertensión, y mas que el asma y la diabetes. Compromete a personas en la etapa productiva de la vida, entre los 20 y 40 años, y es más frecuente en mujeres.

Aproximadamente el 40% de los pacientes con Migraña tienen algún síntoma de mareo o vértigo previo, durante o sin relación con la cefalea. Estos pacientes pueden tener una MIGRAÑA VESTIBULAR.

La cefalea de la migraña tiene ciertas características que la identifican:

  • Hemicránea (dolor unilateral)
  • Pulsátil
  • De intensidad moderada a alta, de 4 a 72 hs de duración
  • Interfiere con las actividades de la vida diaria
  • Se acompaña de nauseas, vómitos, molestias con la luz o sonidos.

¿Cuáles son los síntomas?

La MIGRAÑA VESTIBULAR no siempre causa cefaleas. El síntoma principal es el mareo que va y viene. La palabra vestibular se refiere al oído interno, que controla la audición y equilibrio.

Los síntomas de MIGRAÑA VESTIBULAR son:

-Mareo que dura más de 5 minutos y hasta 72 horas

-Nausea y vómitos

-Problemas de equilibrio

-Sensibilidad al movimiento (sensación de descompostura o mareo al mover la cabeza, ojos o cuerpo)

-Desorientación

-Inestabilidad, como en un barco en movimiento

-Sensibilidad al sonido o las luces

¿Cuál es la causa?

Hay varias teorías con respecto a su etiopatogenia, pero hasta ahora la causa es desconocida. Sí se sabe que es de causa genética, por lo que suele haber una historia familiar.

¿Cómo se diagnostica?

No hay un test de laboratorio o imágenes que hagan el diagnóstico, es pura y exclusivamente clínico.

En 2012, la Sociedad Barany (que se encarga de trastornos del equilibrio) y la Sociedad Internacional de Cefaleas, dos sociedades científicas muy importantes, establecieron de forma conjunta los criterios de diagnóstico precisos. Estas sociedades incluyeron la migraña vestibular en la International Clasification of Hedache Disorders, lo que la sitúa como una entidad nosológica reconocida por neurólogos y otoneurólogos.

Esta patología se presenta con crisis episódicas de vértigo de duración variable, que pueden ir desde 5 minutos a 3 días. Los episodios cursan con sensación de giro o mareo con los movimientos cefálicos, así como vértigo o mareo desencadenado por ambientes visuales complejos o con movimiento intenso. Estos cuadros se acompañan, normalmente, de síntomas que los pacientes sienten en una migraña habitual. Estos síntomas pueden ser cefaleas, fotofobia, sonofobia o auras visuales.

¿Cómo se descartan otras patologías?

Con la Resonancia magnética se descartan patologías a nivel central, como por ejemplo tumores, ACV y otras patologías.

Para desechar otras patologías que comprometan al sistema del equilibrio y audición se realizan estudios audiológicos y de laboratorio del equilibrio como la videonistagmografía y test de impulso cefálico video asistido entre otros, para descartar por ejemplo la  Enfermedad de Meniére.  

¿Como se trata?

El abordaje del tratamiento se caracteriza por evitar los factores desencadenantes, terapia farmacológica y no farmacológica, así como rehabilitación vestibular.

Clásicamente se han identificado algunos aspectos relacionados con el estilo de vida y la alimentación como desencadenantes de la migraña, como saltarse comidas o el ayuno, la ingesta irregular de cafeína, el patrón de sueño irregular o el estrés. Sin embargo, es necesario aclarar que no todos los desencadenantes son los mismos para todos los pacientes de migraña. Alcohol, cafeína y horarios irregulares son desencadenantes bastante constantes en la mayor parte de los migrañosos, pero el resto de candidatos a precipitar un episodio "son más individuales".

La terapia farmacológica apunta al tratamiento de las crisis y al tratamiento preventivo

En el tratamiento de la crisis se indican drogas para frenar los síntomas de vértigo, náuseas y vómitos. Se puede requerir incluso la internación del paciente en los casos severos.

El tratamiento preventivo apunta a evitar la crisis, se utilizan diferentes drogas, que pueden ser antiepilépticos, antidepresivos y otros medicamentos. El profesional tratante decidirá cual es la mejor opción, teniendo en cuenta las comorbilidades de cada paciente y los efectos adversos de cada una de ellas.

Alimentos Desencadenantes

  • Cafeína (café-mate-bebidas cola)
  • Alcohol
  • Alimentos con contenido de nitratos (fiambres)
  • Alimentos con glutamato monosódico (la mayoría de los alimentos procesados)
  • Alimentos ricos en tiramina (chocolate-vino tinto-quesos curados-algunos pescados-higos-palta-cítricos-banana-cebolla)
  • Mariscos

NOVEDADES