Medicina Lunes 23 de Marzo

Ronquidos: señal de advertencia

Octavio Fernández – Neumonólogo - Laboratorio del Sueño-Sanatorio Parque

Un síntoma postergado y a veces subestimado, que deriva en trastornos del sueño y en la calidad de vida de los pacientes.

Se estima que el 40% de la población ronca mientras duerme. De estas personas, hasta un 25% lo hace con frecuencia.

El ronquido es un síntoma que suele verse muy a menudo en personas obesas, sobre todo en aquellas con circunferencia del cuello agrandada. Es habitual que luego de una cena con abundante ingesta de alcohol, el síntoma empeore. El consumo de sedantes del grupo de las benzodiacepinas (Valium, Rivotril, Lexotanil, Trapax  entre otros) también se asocia a mayor intensidad del ronquido.

Las situaciones descritas tienen en común un fenómeno que explica la aparición del síntoma: el estrechamiento de la vía respiratoria alta (faringe). El sonido característico se produce por la vibración que provoca el pase del aire por una vía de calibre reducido. Si bien la gran mayoría de los pacientes que presentan el síntoma no tienen graves enfermedades relacionadas, existe un grupo de ellos que merece especial atención. Son aquellos que periódicamente, a lo largo de la noche, experimentan detenciones de la respiración, conocidas como apneas. Cada una de ellas, cuando dura más de 10 segundos, se acompaña de una caída del oxígeno en la sangre y un despertar asociado. Cuando suceden a lo largo de la noche, a una periodicidad mayor a 5 por hora de sueño, constituyen el Síndrome de Apneas del Sueño, tanto más severo como mayor la frecuencia.

Como consecuencia de los despertares, el sueño se torna muy irregular y de mala calidad, ocasionando la aparición de otro rasgo muy típico del trastorno: la somnolencia diurna. En las personas que padecen el síndrome, esto condiciona la calidad de vida. En trabajadores de áreas críticas como conductores de transporte público (colectiveros, taxistas, camioneros), la somnolencia se asocia a mayor riesgo de accidentes viales. Existen muchas publicaciones al respecto, poniendo en agenda de prioridades la especial atención de esta situación a la hora de prevenir siniestros. Actualmente, se están analizando en diversos ámbitos legislativos proyectos destinados al diagnóstico y tratamiento precoz.

Además del mal dormir y de las preocupaciones que genera en los acompañantes, existe una serie de enfermedades que pueden aparecer como complicación,  tales como hipertensión arterial, arritmias cardíacas, enfermedades neuropsiquiátricas, entre otras.

El estudio del sueño

Para el diagnóstico, utilizamos la polisomnografía, que se realiza en Laboratorios del Sueño montados en centros médicos especializados. Consiste en el estudio del sueño y los eventos cardiorrespiratorios asociados al mismo. Es un estudio simple, no invasivo, que no requiere ninguna preparación previa. Se pueden realizar también estudios simplificados en el domicilio del paciente.

Afortunadamente, existen en la actualidad tratamientos de probada eficacia para el control de la enfermedad, que van desde la reducción de peso (en casos de obesidad) hasta la aplicación de dispositivos que mantienen la vía respiratoria abierta durante el sueño (conocidos como CPAP).

En definitiva, el ronquido, lejos de ser un marcador de un descanso profundo y reparador como se suele pensar, puede ser la alarma para diagnosticar y tratar un trastorno controlable, como es el de las apneas. Una de las causas más comunes de dificultades del sueño, cuyo tratamiento resulta en un inmediato y muy notable efecto positivo sobre  la calidad de vida y la salud en general.


NOVEDADES

24/03/2020

CLIC LATAM vuelve a Rosario

Rosario y el Hospital Privado de Rosario fueron seleccionados nuevamente como sede para la edición 2020 de CLIC LATAM. Especialistas vasculares de Latinoamérica se reunirán para abordar y discutir sobre isquemia crítica.