Bioquímica Miércoles 27 de Enero

Alcances de la inmunohistoquímica en el estudio de los tejidos

Dra. Verónica Gennaro, Servicio de Anatomía Patológica de Gammalab, Laboratorio de Análisis Clínicos, Hematología y Anatomía Patológica de Grupo Gamma

Concepto, novedades técnicas y aplicaciones en el análisis de biopsias

La inmunohistoquímica es un procedimiento histopatológico que se basa en la utilización de anticuerpos que mediante diferentes reacciones enzimáticas permite identificar marcadores antigénicos sobre los tejidos embebidos en parafina y luego se observan en el microscopio óptico de rutina.

Esta técnica tiene más de 70 años de historia pero su uso en la patología quirúrgica, para el estudio de biopsias, se estableció en 1990.

En la actualidad se ha logrado la automatización del método inmunohistoquímico con anticuerpos mono y/o policlonales de calidad internacional. Esto permite una determinación más segura, estandarizar y optimizar el tiempo técnico, con la consecuente mayor rapidez para la obtención de los resultados. 

Las preguntas más frecuentes son para qué usamos la inmunohistoquímica y cuándo es necesaria su indicación médica. 

El estudio anatomopatológico convencional de las biopsias es ineludible. La inmunomarcación es un paso secundario y complementario, que en circunstancias se convierte en el instrumento de definición del diagnóstico, logrando como consecuencia el tratamiento y pronóstico que impacta directamente en los pacientes.

La inmunohistoquímica se aplica en las siguientes circunstancias:

  • Para determinar si una lesión está localizada o es invasora.
  • Definir tumores benignos, malignos o cuyo potencial de malignizar es incierto.
  • Diferenciar tumores primarios de un órgano o si son secundarios metastáticos, por ejemplo el órgano más frecuente es el pulmón.
  • Si son metastáticos, colabora en la identificación del tumor primario o en la disminución de las diferentes posibilidades que dio origen a una metástasis.
  • Tipificar a los tumores en su estirpe: epitelial (carcinomas), tejidos blandos (sarcomas), hemolinfoides (linfomas), entre otros.
  • Ordenar a los tumores según las diferentes clasificaciones internacionales de cada órgano en particular. 

Además juega un rol fundamental a la hora de determinar la selección del tratamiento, terapias llamadas target, como son los biomarcadores en tumores de mama. También colabora en establecer pronósticos, posibles recurrencias o recaídas de la enfermedad, y las respuestas a los tratamientos. Por último, en algunas situaciones, asiste en la identificación de alteraciones cromosómicas o genéticas. 

Todas estas situaciones mencionadas deben ser correlacionadas con la historia clínica del paciente, lo cual significa integrar con el laboratorio de análisis y serologías tumorales específicas y las imágenes complementarias como Tomografía Computarizada y/o Resonancia.

Gammalab es el Laboratorio de Análisis Clínicos, Hematología y Anatomía Patológica de Grupo Gamma. Además, incluye las Áreas de Genética Forense y Medicina Genómica que permiten la realización de estudios altamente especializados (filiación y ADN; Infectología Molecular, Oncología Molecular, Genómica Humana y Farmacogenómica).  Con un laboratorio central y dos sedes, Gammalab brinda resultados rápidos, precisos y confiables a sus pacientes.

Más información en: www.grupogamma.com/gammalab/

 


NOVEDADES