Cardiología Lunes 27 de Mayo

Preguntas frecuentes sobre Hipertensión Pulmonar

Dr. Fabián Diez - Médico Cardiólogo Coordinar General de HP Grupo Oroño

Lic. Nancy Campelo - Presidente (HIPUA) Asociación Civil Hipertensión Pulmonar Argentina

Abordaje, grupos de riesgo, tratamientos, diagnóstico temprano y mejoras en la calidad de vida de los pacientes.

¿Qué es la Hipertensión Pulmonar?

La Hipertensión Pulmonar (HP) se define por el desmesurado aumento de la presión en las arterias que llevan la sangre del corazón a los pulmones causando falta de aire (disnea), cansancio (fatiga), mareos, tos seca, síncopes (pérdida de conocimiento) y otros síntomas, que se exacerban con el ejercicio (por ejemplo subir escaleras) y que, de no diagnosticarse y recibir tratamiento en forma precoz, lleva inevitablemente al fallo cardíaco. Suele confundírsela con asma o ataques de pánico.

¿A quiénes afecta?

Afecta tanto a hombres y mujeres aunque es más común en estas últimas y puede presentarse a cualquier edad. Actualmente, a nivel internacional, se habla de una prevalencia de 5 a 52 casos por millón de habitantes. En base a estos datos, se estima en Argentina unos 2500 afectados. La HP es una enfermedad rara que puede ser mortal, sin embargo con un diagnóstico y el comienzo precoz del tratamiento, puede mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes e incrementar la sobrevida. La HP es una enfermedad de alto impacto sobre los pacientes, el grupo familiar y la sociedad, por eso el primer paso es crear conciencia sobre la misma y optimizar los recursos para un diagnóstico precoz.

¿Cuáles son los síntomas?

La sintomatología más frecuente que manifiestan es la presencia de disnea (dificultad en la respiración), que en general es de carácter progresivo, con meses o años de evolución. También pueden consultar por dolor precordial (angina), síncope, palpitaciones, astenia y/o edema en miembros inferiores bilaterales. 

¿Qué estudios deben realizarse para su detección? 

El proceso diagnóstico de la Hipertensión Pulmonar requiere de un alto índice de sospecha clínica, que en general es bajo y la confirmación se realiza a través de los métodos complementarios como Electrocardiogramas, Ecocardiograma Doppler, Espirometria, entre otros estudios iniciales-

¿Quiénes pueden padecerla?

La población en riesgo de contraer esta enfermedad abarca personas con disnea de causa no aclarada, diagnóstico de hipertensión pulmonar sin seguimiento clínico, antecedentes familiares de hipertensión pulmonar, enfermedad del tejido conectivo, cardiopatías congénitas, HIV, hipertensión portal, esplenectomía, anemia falciforme, fenómeno de Raynaud o cianosis, antecedentes de tromboembolismo de pulmón con disnea.

¿Cuál/es son los inconvenientes más frecuentes en la detección de HP?

La escasa sospecha clínica es la limitación más impactante y lleva a un diagnóstico tardío. Asimismo, la falta de conocimiento en relación a las herramientas diagnósticas para confirmar la presencia de HP y la ausencia de centros de referencias brindan un impacto negativo en el pronóstico.

¿Los pacientes con HP cuentan con nuevos y efectivos tratamientos?

En la actualidad disponemos de diferentes “Fármacos” efectivos para el tratamiento de la HP, con los que se alcanza la mejoría en la calidad de vida y sobrevida de nuestros pacientes. En los últimos años hemos avanzado significativamente en el pronóstico de nuestros pacientes y esto obedece a la aplicabilidad de los múltiples esquemas farmacológicos. La calidad de vida y la sobrevida de los enfermos ha mejorado en forma significativa como lo evidencian los estudios clínicos.


NOVEDADES