Clínica Médica Lunes 27 de Julio

Trauma - La nueva epidemia

Dr. Tomás F. Diez - Esp. en Clínica Médica y Terapia Intensiva - Jefe del Servicio de Terapia Intensiva del Sanatorio Mapaci.

Es una de las primeras causas muerte en el mundo entre 1 y 45 años. En Argentina, mueren anualmente alrededor de 8.000 personas por colisiones vehiculares, de las cuáles el 25 % es por trauma

¿Cómo se define trauma?

 El trauma es una enfermedad que se define como el daño físico que sufre una persona cuando se expone a una cantidad de energía mayor a la que puede tolerar. Este daño puede ser de origen intencional (homicidios, suicidios o grandes actos de violencia) o no intencional (caídas, choques vehiculares, atropellamientos). También se incluye  a la hipotermia y a la asfixia.

¿Por qué dice enfermedad y no “accidente”? 

El trauma no es un accidente. El trauma simplemente no ocurre inesperadamente. Es causado por la falta de conocimiento y/o descuido, falta de entrenamiento apropiado y reconocimiento de que un riesgo existe. El Trauma es de verdad una enfermedad y debe ser percibido como tal. Cuando es entendido de esta manera, el trauma es evitable, diagnosticable, tratable, y controlable. 

El trauma no es un accidente. El trauma simplemente no ocurre inesperadamente. Es causado por la falta de conocimiento y/o descuido, falta de entrenamiento apropiado y reconocimiento de que un riesgo exis

¿Cuál es el impacto social y económico? 

Debido a que la incidencia de trauma es más frecuente en el joven, se produce una proporción mayor de años de vida perdidos (Year Life Lost) por la muerte, que por cáncer o enfermedad del corazón que generalmente tienen su presentación en edad mayor.  Los costos que genera no son solo en la atención médica (costos visibles) sino en la pérdida de la productividad y la atención de la discapacidad (costos indirectos). El impacto social y emocional es incalculable.  

¿Qué tenemos a nuestro alcance para revertir esta situación? 

Lo primordial es tomar conciencia y pensar cómo nos comportamos en la vida cotidiana. Vemos  habitualmente: 

-       Motos de pequeña cilindrada con 3 o más ocupantes y en algunos casos con niños.

-       Ausencia del uso de casco protector o la utilización del mismo como sistema de protección del ‘’codo’’.

-       Conductores sin  el cinturón de seguridad.

-       Niños que no están sentados en su silla reglamentario cuando viajan en el asiento trasero del auto.

-       Conductores que hablan por teléfono celular.

-       Adolescentes  al  mando de cuatriciclos. 

Como complemento, debo decir que es  necesario de implementar medidas de educación junto a campañas de prevención social, constantes y sostenidas en el tiempo. Esto debe comenzar en las escuelas, enseñar a los niños a cruzar la calle, respetar al peatón, las señales de tránsito, entre otras. Por último identificar los grupos de alto riesgo, y concientizar en programas contra la violencia, alcohol y drogas.

¿Qué es importante destacar respecto a la prevención?

La prevención es la vacuna para la enfermedad trauma. 

Hay tres categorías de prevención en trauma y todas juntas, comprenden lo que se conoce como control del trauma:

-       Prevención Primaria: evitar que ocurra el incidente.

-       Prevención Secundaria: minimizar la severidad de las lesiones que ocurren durante el incidente que no pudo ser prevenido primariamente .

-       Prevención Terciaria: involucra esfuerzos producidos después del incidente que optimizarán los resultados de las atenciones de las lesiones, independientemente de la severidad del trauma. 

Una vez ocurrido, ¿cuál es la mejor manera para manejarnos? 

Para manejar correctamente el trauma se requiere de un equipo interdisciplinario de trabajo.

Servicios de Emergencia, médicos especialistas, enfermeros, policías y bomberos son fundamentales en la atención inicial. Simultáneamente una buena  comunicación y coordinación  para la derivación correcta a Centros Especializados en la atención de politraumatizados. 

Las primeras horas son fundamentales para el futuro de los pacientes. Algunas publicaciones han remarcado que el factor de mayor importancia como determinante de la sobrevida en pacientes con traumatismo múltiple, además de la magnitud de sus lesiones, es el tiempo que media entre el transporte desde el sitio del traumatismo hasta el lugar donde las víctimas reciben la atención definitiva.


NOVEDADES