Diagnóstico por Imágenes Jueves 11 de Febrero

Más cerca de la mujer, la madre y el bebé por nacer

Dr. Norberto O. Sanchez. Dra. Ma. Josefina. Faifer. Dra. Diamela Matteo Martini. Grupo Oroño

Maternidad Oroño y Fertya acompañan a la pareja y especialmente a la mujer con estudios diagnósticos de alta complejidad antes de la concepción y durante la gestación.

Dentro de Medicina fetal, la ecografía constituye un pilar fundamental, comenzando por el diagnóstico de embarazo, control del desarrollo y crecimiento del embrión y luego del feto, junto con la detección precoz de alteraciones morfológicas. Además, en aquellos casos de dificultad para lograr un embarazo también cumple un rol fundamental en la búsqueda de las causas que dificultan su logro.

Según información publicada por el Hospital Clinic de Barcelona, los defectos congénitos son los mayores responsables de la morbimortalidad perinatal e infantil, junto con la anoxia y prematuridad. En muchos casos estos defectos congénitos son la causa de complicaciones y de secuelas asociadas a diferentes grados de discapacidad que comprometen el desarrollo y la integración social del individuo. Se estima una prevalencia del 3 – 6 %. Por otro lado, la detección del retraso de crecimiento permite una reducción de la mortalidad perinatal, sobretodo de la que ocurre al final de la gestación. Estos datos justifican que se establezcan programas de cribado dirigidos a conseguir mejorar las tasas de detección prenatal. La ecografía es el mejor método de screening prenatal disponible. Se reconoce que su efectividad está directamente relacionada con la organización racional y dirigida de su práctica, tanto desde el punto de vista de organización sanitaria poblacional como del seguimiento de protocolos adecuados en los Centros en que se realiza.

En este aspecto se destaca las ecografías del primer trimestre, (semana 11-13+6) con medición de translucencia nucal, hueso nasal, ductus venoso, y flujo de arterias uterinas, combinado con un análisis de sangre donde se mide sub unidad beta libre de hCG y PAPP-A, lo cual permite, además de su papel en el cálculo del riesgo de trisomía 21, identificar un elevado porcentaje de otras anomalías cromosómicas (anomalías mayores del corazón y los grandes vasos y a un amplio espectro de síndromes genéticos).

Otras ventajas de la ecografía de las 11-13+6 semanas incluyen:

  • La confirmación de la viabilidad fetal
  • El cálculo preciso de la edad gestacional
  • El diagnóstico precoz de anomalías mayores en el feto
  • La detección de embarazos múltiples.

La ecografía precoz también proporciona la posibilidad de identificar de forma fiable la corionicidad, principal determinante de los resultados perinatales en los embarazos múltiples.

Con la introducción de cualquier nueva tecnología en la práctica clínica diaria, es esencial que aquellos que realicen la ecografía de las 11-13+6 semanas dispongan de la formación adecuada, y sometan sus resultados a una rigurosa auditoría, que en nuestro caso está dada por la Fetal Medicine Foundation que ha creado un proceso de formación y certificación para ayudar a establecer bases internacionales de alto nivel en la práctica de la ecografía. El Certificado de Capacitación en la ecografía de las semanas 11-13+6 se concede a aquellos ecografistas capaces de realizar dicha ecografía a un alto nivel y que demuestren el conocimiento de las características diagnósticas y el manejo de aquellas situaciones identificadas mediante esta ecografía.

ESTUDIOS

En el primer trimestre, además de los ya mencionados,  el estudio de las arterias uterinas, conjuntamente con los antecedentes maternos permite al obstetra un manejo temprano de futuras alteraciones en el flujo placentario.

Ecografía del segundo trimestre: Scan morfológico (semana 19-25) para evaluar la salud fetal (evaluación de la placenta, inserción del cordón y líquido amniótico, valoración de la anatomía y crecimiento fetal) y Doppler materno fetal.

Ecografía del tercer trimestre: control de crecimiento fetal, valoración de líquido amniótico y Doppler materno fetal, brindando una atención integral del feto con bajo riesgo perinatal y de aquellos fetos con un riesgo de vida diferente.

Los adelantos en el ámbito ecográfico nos han permitido la asistencia para guiar procedimientos intrauterinos de diagnóstico y tratamiento fetal, lo cual es de vital importancia para el desarrollo de la vida. Así también, la utilización de Doppler para medir y comparar flujos vasculares con el fin de anticiparnos a procesos fisiopatológicos y asumir decisiones de manera temprana.

En la actualidad, la ecografía Tridimensional no solo permite que los padres conozcan el rostro fetal, sino también nos ayuda en el estudio de la anatomía y sus anomalías (esqueleto, tórax, abdomen, cerebro, corazón).

Trabajamos institucionalmente en un equipo multidisciplinario “Unidad de Medicina Fetal” con el servicio de Obstetricia, Clínica, Genética, Diagnóstico por Imágenes, Neurología, Cardiología, Neonatología y Cirugía Infantil, asegurando una atención integral, asistiendo al bebe y a los padres en éste momento único que consiste en dar vida, a acompañando alguien que todavía no podemos tocar, pero gracias a los adelantos de las ecografía, hoy sí podemos ver… y sentirnos aún más cerca.


NOVEDADES