Endocrinología Miércoles 07 de Agosto

Glándula tiroides: derribando mitos

Dra. María Isabel López - Médica especialista en Endocrinología. Sanatorio Americano

Respuestas claras a las consultas más frecuentes por parte de los pacientes

La glándula tiroides se encuentra localizada en la base del cuello y se encarga de producir dos hormonas principales, la liotironina (T3) y la tiroxina (T4), las cuales coordinan el funcionamiento de todo el organismo. La tirotrofina (TSH) es producida y liberada por la glándula hipófisis, localizada en la silla turca en la base del cráneo, estimula a la tiroides a través de un receptor específico cuando está funcionando menos (hipotiroidismo); por eso la TSH aumenta. Al contrario, cuando por diferentes motivos la glándula se acelera (hipertiroidismo), la TSH se suprime a valores muy bajos. La glándula puede alterarse en su funcionamiento y/o en su estructura, se puede agrandar (bocio), achicar (atrofia), formar nódulos (quísticos, solidos, mixtos) y a partir de algunos nódulos generarse el temido cáncer de tiroides.

A continuación, reproducimos algunas de los mitos y dudas más frecuentes en la población sobre la glándula tiroides. Más allá de estas aclaraciones, siempre se debe acudir a un especialista antes de dar por cierto algunos rumores o quedarse con incertidumbres respecto a su salud.

  • ¿Solo las mujeres tienen trastornos tiroideos?

NO, a pesar de que son más frecuente en las mujeres (relación 4 a 1), los hombres también pueden presentar las mismas patologías tiroideas que las mujeres y deben ser tratados.

  • ¿Los hipotiroideos son gordos y los hipertiroideos flacos?

NO, tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo se pueden presentar en personas delgadas o con exceso de peso. Las hormonas, al regular el metabolismo, cuando se encuentran en exceso (hipertiroidismo) generan más apetito, las personas comen más y a pesar de ello pierden peso, pero cuando comienzan a recibir el tratamiento específico, el peso se recupera. En el hipotiroidismo no tratado (déficit de hormonas tiroideas) el metabolismo es lento y predispone al aumento de peso, el cual se revierte al instaurar el tratamiento con levotiroxina sódica; cuando se logran los objetivos, el peso ya no será responsabilidad de la tiroides y debe abordarse el mismo desde la alimentación saludable y la actividad física.

  • ¿Los nódulos tiroideos se tratan con levotiroxina sódica, para que se achiquen o desaparezcan?

NO, en el pasado se medicaban con este fin, pero en los últimos años la evidencia demostró que si la glándula a pesar de sus nódulos presenta un adecuado funcionamiento, no es correcto dar levotiroxina.

  • Si el nódulo contiene un cáncer y se punza, ¿este de disemina?

NO, además, la punción es el mejor método para caracterizar las células que componen un nódulo y a través de la misma conocer qué posibilidades tiene el nódulo de contener un cáncer en su interior. La PAAF (punción aspirativa con aguja fina), la realiza un ecografista capacitado.

  • ¿Todos los nódulos se operan?

NO, la incidencia de nódulos tiroideos en la población es alta, más del 40%  y solo un mínimo porcentaje serán derivados a cirugía. Es el médico endocrinólogo quien de manera personalizada derivará al paciente  al cirujano de cabeza y cuello, según las características clínicas, ecográficas del nódulo y  la glándula, la funcionalidad, el compromiso de estructuras vecinas, la aparición de síntomas, el  resultado de la punción, entre otros. Ambos profesionales en conjunto tomarán la decisión quirúrgica o el seguimiento activo del paciente.

  • ¿Puedo tomar levotiroxina sódica o derivados de la misma para quemar calorías y adelgazar?

NO, tomar levotiroxina y derivados en exceso o cuando no tienen indicación, generará un cuadro de hipertiroidismo ficticio. Se podrá perder peso con riesgo de que suba la presión, frecuencia cardíaca, aparición de arritmias, nerviosismo, trastornos del sueño  y  osteoporosis,  además al suspender la toma, recuperará más peso del que perdió.

  • ¿Los trastornos tiroideos causan infertilidad?

SI, como se mencionó anteriormente las hormonas tiroideas son responsables de la regulación biológica de todo el organismo. Sus alteraciones disminuyen la fertilidad femenina, generan irregularidades menstruales, la falta de ovulación, el aumento de abortos espontáneos. Al corregir el trastorno, la misma se recupera; además debe tenerse en cuenta  que el feto no fabricará sus propias hormonas hasta el segundo trimestre, dependiendo exclusivamente de las maternas, las cuales son necesarias para el desarrollo del embrión, sobre todo del cerebro. Si una mujer con alteraciones tiroideas no está adecuadamente tratada y controlada, pondrá en riesgo el embarazo y el desarrollo fetal.

  • ¿Si tengo hipertensión arterial, la levotiroxina al ser sódica me la elevará?

NO, el aporte de sodio es ínfimo, las dosis son microgramos (mcg), millonésima parte del gramo, por lo tanto la cantidad de sodio no influirá en su presión arterial.

  • ¿Puedo tomar la levotiroxina con mate?

NO, la levotiroxina se absorbe un 80% en la parte alta del intestino delgado,  disminuye con cambios de la acidez (pH) del estómago, por lo tanto solo debe tomarse con agua. La absorción es errática o se altera si la ingiere con las comidas u otros medicamentos, debe espaciarse por lo menos 20 a 30 minutos de un desayuno habitual, una hora si se va a consumir salvado, cereales, semillas, pulpas de frutas, frutos secos, derivados de soja, la mayor parte de los medicamentos y más de 2 horas si se consumen suplementos con calcio, aluminio o hierro. Si el paciente se olvida y ya desayunó, la puede tomar una hora antes del almuerzo si no ha consumido nada durante la mañana. No es correcto tomar doble dosis al día siguiente.


NOVEDADES