Endocrinología Lunes 04 de Octubre

Punción con aguja fina de nódulos tiroideos

Dr. Luis Agustín Ramírez Stieben. Coordinador de la Unidad de Tiroides y Paratiroides e Integrante del Servicio de Endocrinología de Grupo Gamma.

Un procedimiento sencillo cuya indicación depende del tamaño y del aspecto del nódulo tiroideo.

¿Qué es la glándula tiroides?

La tiroides es una glándula que tiene forma de mariposa y que se ubica en la parte frontal y baja del cuello. Es una de las tantas glándulas endocrinas del cuerpo y, por tal motivo, su función es producir las hormonas T4 y T3. Estas hormonas controlan múltiples actividades del organismo: metabolismo, crecimiento, actividad cardíaca y muscular, entre otras tantas. Incluso, son fundamentales para el desarrollo neurológico del feto y del recién nacido.

¿Qué son los nódulos tiroideos?

Los nódulos tiroideos son bultos sólidos o llenos de líquido que aparecen dentro de la glándula tiroides y se producen, justamente, por un crecimiento excesivo de las células que conforman la tiroides. Son muy frecuentes, aparecen más en mujeres y con la edad. Estos nódulos pueden producir hormonas en exceso (hablamos de nódulos funcionantes) o no (nódulos no funcionantes). También pueden estar llenos de líquido; en este caso hablamos de nódulos quísticos. Y, finalmente, pueden ser nódulos benignos o nódulos malignos. Es decir, cáncer de tiroides. Más allá de eso, la mayoría de los nódulos son benignos y causan pocos problemas.

¿Y el cáncer de tiroides?

Por su parte, el cáncer de tiroides es un tipo de cáncer que se origina en la glándula tiroides y sucede cuando las células que forman la tiroides comienzan a crecer en exceso y sin control. La mayoría de los cánceres de tiroides son diferenciados. Esto quiere decir que sus células se parecen mucho a las células normales de la tiroides y esto es de buen pronóstico. Sin embargo, esporádicamente nos encontramos con tumores poco diferenciados, anaplásicos o medulares de tiroides.

¿Cómo lo diagnosticamos?

Debemos remarcar que la mayoría de los cánceres de tiroides se diagnostican en etapas tempranas de la enfermedad. Es decir, que no hay metástasis. Sin embargo, también podemos encontrarnos con enfermedad avanzada al momento del diagnóstico.

Entre las pruebas con las que contamos para diagnosticar nódulos de tiroides (y cáncer de tiroides), la ecografía ocupa un rol fundamental. Con ella podemos determinar adecuadamente la forma y características de los nódulos y ya, con solo este estudio,  estratificar a los nódulos que tienen un mayor riesgo de ser malignos, es decir, cáncer de tiroides. Por supuesto, la ecografía debe realizarla un profesional capacitado y formado en este tipo de enfermedades. Posteriormente, para confirmar nuestra sospecha y plantear un posible tratamiento quirúrgico, procedemos a la realización de una punción aspiración con aguja fina (PAAF) del nódulo tiroideo.

¿Cuándo está indicada la PAAF?

La PAAF no es más que un tipo de biopsia, pero realizada con una aguja muy fina. Justamente, consiste en punzar el nódulo tiroideo que nos parece sospechoso. Se realiza bajo un control con ecografía para asegurarnos de punzar el nódulo de manera de correcta. Aunque se debe estudiar cada caso en particular, la indicación de PAAF depende del tamaño y del aspecto del nódulo tiroideo evidenciado clínicamente o por ecografía.

¿Es riesgosa la PAAF? ¿Cómo se realiza?

La PAAF es un procedimiento sencillo, realizado de manera ambulatoria y que tiene una duración de 15-20 minutos. No es un procedimiento riesgoso, pero puede ocasionar un ligero dolor en el sitio de punción o dar lugar a la aparición de un pequeño hematoma.

Debemos aclarar que las células obtenidas en la punción luego son estudiadas y analizadas bajo microscopio por un/a patólogo/a.

¿Qué información se obtiene con la PAAF?

Tras este análisis realizado por el especialista, pueden presentarse tres situaciones: que el nódulo sea benigno (no cáncer), que sea maligno o sospechoso de malignidad, o que sea indeterminado. Esta última situación indica que el examen con el microscopio no permite clasificar el resultado como benigno o maligno.

Finalmente, con el resultado de la PAAF el médico/a Endocrinólogo/a decidirá si lo más oportuno es controlar periódicamente la tiroides con estudios ecográficos o bien, si se decide realizar una cirugía de tiroides.


NOVEDADES

26/08/2021

Maternidad Oroño cumple 10 años.

Una institución que se destaca por ser un establecimiento moderno y de vanguardia que facilita el parto respetado, brindando atención de excelencia a la mamá y el bebé.