Fonoaudiología Sábado 08 de Junio

La voz: una característica única en vos

Lic. Betiana Villoría, integrante del Servicio de Fonoaudiología de Grupo Gamma

¿Cuál es la mejor forma de cuidar y preservar la salud de las cuerdas vocales?

Hacemos uso de nuestra voz durante todos los días casi sin darnos cuenta y sin tomar consciencia sobre su importancia. Forma parte de una de las características que nos hacen diferentes de otras personas. Nos reconocen con solo escucharnos, nos hace únicos.

Como todo aquello que hacemos de manera automática, no somos conscientes del valor que la voz tiene en cada momento de nuestras vidas. Es de fundamental importancia como seres comunicativos que somos. Muchas veces registramos esta relevancia a partir de la aparición de alguna patología que nos lleva a episodios de disfonía (disminución parcial de la capacidad/calidad vocal) o, en el peor de los casos, a la afonía (disminución total de la capacidad vocal).

Actualmente, tiene valor fundamental la prevención en salud y, la voz, no es una excepción. Por los motivos mencionados, se debe considerar la posibilidad de una evaluación/control anual con especialista otorrinolaringólogo y fonoaudiólogo para detección oportuna de las patologías ligadas a la aparición de disfonías, lo cual permite el desarrollo de técnicas para llevar a cabo cada tarea de la mejor manera posible dañar en las cuerdas vocales. Principalmente, las personas que por su actividad o profesión utilizan su voz como herramienta básica de trabajo.

HERRAMIENTAS PARA CUIDAR LA VOZ

A continuación, enumeraremos algunas de las herramientas básicas para poder hacer un trabajo de auto observación y aprender a reconocer factores, que según cómo son utilizados interfieren o facilitan el desempeño de tu voz:

• RESPIRACIÓN

Por un lado, es importante localizar la respiración en una zona más baja que tu pecho, hacia la zona del diafragma y costillas. De esta forma, logramos mayor capacidad de aire y alejar tensión muscular de la zona del cuello y laringe.

Al gritar terminamos desplazando la voz a un tono más agudo, generando más tensión en las cuerdas vocales.

Es indispensable “respirar antes de hablar”, no se debe continuar hablando cuando ya no disponemos de aire suficiente. Tomar conciencia cuando estés realizando esfuerzo en la musculatura de laringe y cuello y no seguir hablando, mucho menos susurrando ya que estos mecanismos no hacen más que agregar tensión al cuadro. Lo ideal es que reposes tu voz al máximo posible, sin hablar hasta notar que el cansancio o tensión hayan cedido.

• INTENSIDAD

El volumen tiene relación al aire que utilizas al hablar, si querés disponer de él, no debe ser malgastado con volumen exagerado. Es importante cuidar este aspecto sobre todo en lugares ruidosos. El desplazamiento de la intensidad muchas veces, también, produce desplazamientos de tono. Al gritar terminamos desplazando la voz a un tono más agudo, generando más tensión en las cuerdas vocales. 

• TOMAR AGUA CONTINUAMENTE

Para mantener limpias e hidratas las cuerdas vocales, es fundamental ingerir agua. Hay que tener más cuidado con el uso de mate o café, ya que su acidez no es de lo más recomendable, sobre todo en aquellas personas que tienen algún problema gástrico (el reflujo gastroesofágico es un factor a controlar ya que daña las cuerdas vocales).

• DESCANSAR

Como cualquier músculo del cuerpo las cuerdas vocales lo requieren descanso.

• EVITAR CONSUMOS NOCIVOS

El alcohol y el cigarrillo son muy perjudiciales para el cuidado de nuestra voz. Por otra parte, el consumo de  caramelos o chicles que producen efecto frio (menta), no son recomendable para las cuerdas vocales, como así tampoco la tensión muscular que generan los chicles al mascar todo el tiempo.

  • INFUSIONES

Las hierbas medicinales en infusión pueden ser una alternativa para el cuidado de la voz.

Desde el Servicio de Fonoaudiología de Grupo Gamma se aconseja prevenir y actuar oportunamente ante cualquier molestia reiterada durante el uso de tu voz y en caso de utilizar la voz en actividades o profesiones exigidas en este aspecto. Es necesario realizar una consulta al otorrinolaringólogo para chequear las cuerdas vocales y realizar tratamiento fonoaudiológico, con el objetivo de capacitarte y no dañar esta característica tan distintiva de tu persona… tu voz.


NOVEDADES