Ginecología Domingo 19 de Julio

¿Cómo prevenir el virus del Papiloma Humano?

Dr. Luis Pedro Flynn, Infectólogo. Sanatorio de Niños de Grupo Oroño.

El HPV es la causa principal de cáncer de útero. La importancia radica en los controles a través del PAP y la aplicación de la vacunación en las niñas de 11 años

El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta muy frecuentemente a los seres humanos, tanto a hombres como a mujeres. Existen alrededor de 100 tipos de VPH, de los cuales  40  afectan a la zona genital y/o anal, y se dividen en 2 grandes grupos: 

Los VPH denominados “de bajo riesgo oncogénico”, que generalmente se asocian a las lesiones benignas, como las verrugas (protuberancias o abultamientos que se desarrollan en la piel). 

Los VPH denominados “de alto riesgo oncogénico”. Son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18. Estos tipos de VPH también pueden producir verrugas, pero se asocian fundamentalmente a las lesiones precancerosas, que son las lesiones que pueden evolucionar lentamente a un cáncer. 

El VPH se transmite por contacto sexual. Es un virus muy frecuente y de fácil transmisión. La gran mayoría de las veces, la infección por VPH se cura sola, de manera espontánea, sobre todo en las mujeres menores de 25 años, sin producir ningún síntoma ni manifestación en el cuerpo.  

Síntomas

Entre las posibles manifestaciones, los VPH de bajo riesgo oncogénico pueden llegar a producir verrugas en los genitales y/o ano.

Los VPH de alto riesgo oncogénico pueden llegar a producir lesiones en el cuello uterino. Se estima que solamente el 5% de las infecciones por VPH no retrogradan solas, y se tornan persistentes. Sólo si la infección persiste por muchos años, (se calcula de 5 a 10 años), los VPH de alto riesgo oncogénico pueden causar lesiones en el cuello del útero de la mujer que pueden evolucionar al cáncer (cáncer de cuello de útero).

En Argentina, el cáncer de cuello de útero genera 3 a 4 mil nuevos casos por año y causa anualmente más de 2 mil muertes, aunque es totalmente prevenible si se lo detecta de manera temprana y se tratan las lesiones.

El VPH es la causa principal del cáncer de cuello de útero. 

La Vacuna contra el VPH 

Se ha desarrollado una vacuna contra el VPH, de las cuáles hay dos tipos: 

- Bivalente: previene la infección por los 2 tipos de VPH que causan la mayoría de los casos de cáncer de cuello de útero (el 16 y el 18). 
- Cuatrivalente: previene la infección por los virus 16 y 18, y también los VPH 6 y 11, que causan verrugas genitales. 

La vacuna contra VPH fue  incorporada al Calendario Nacional de Vacunación en el año 2011, está destinada a las niñas de 11 años nacidas a partir del año 2000 con el propósito de disminuir la mortalidad por cáncer cérvico-uterino. 

En el 2015 se cambia la vacuna bivalente que protegía contra dos tipos de virus por una cuadrivalente que cubre cuatro tipos. Según nuevas investigaciones, se recomienda modificar la cantidad de dosis y el intervalo entre cada una de las dosis de 6 meses. 

Es fundamental realizar los controles a través del Papanicolaou (PAP) para detectar las lesiones causadas por VPH, porque continúa siendo un método efectivo de prevención contra el cáncer de cuello de útero. Es un método diagnóstico rápido, sencillo, seguro y no provoca dolor.

Consiste en tomar una pequeña muestra de células, para luego analizarlas. Se recomienda realizarse un PAP a partir de los 25 años cada 3 años. El PAP se realiza en los centros de salud y hospitales de todo el país de manera gratuita.  


NOVEDADES

25/04/2021

Nueva sede sur del Sanatorio de la Mujer.

Se inauguró la primera etapa con profesionales especializados en distintas áreas de la medicina y toda la tecnología necesaria para un mejor diagnóstico, estudios o tratamientos.