Ginecología Viernes 11 de Agosto

El pronóstico del Cáncer de Mama

Dr. Juan Capitaine Funes - Médico Ginecólogo. Sanatorio Americano

Una enfermedad que provoca 5,400 muertes anuales.

El cáncer de mama es un problema de salud a nivel mundial, Argentina tiene la segunda tasa de mortalidad en el continente que se traduce a unas 5.400 muertes por año.

Esta es una enfermedad heterogénea, esto quiere decir que no hay un sólo cáncer de mama sino muchos tipos, que se originan en los genes de las células que forman el tejido de la glándula mamaria o mama. Estos genes se alteran o mutan por diversas causas, una de ellas es la herencia, esto quiere decir que hay un grupo pequeño de personas que tienen una alteración en sus genes que tienen un alto riesgo de padecer el cáncer y la van a trasmitir a su descendencia y que sus hijos van a tener un riesgo muy alto de contraer la enfermedad.

A esto se lo denomina cáncer de mama hereditario, que se da en un 5 a 10% de la población mundial, es decir que son los menos, junto a un 20% de cánceres vinculados a los antecedentes familiares, el 70% restante se los denomina cáncer de mama esporádico, donde aquí sí juega un papel importante factores de riego diversos como ser: la obesidad, la alimentación, el consumo de alcohol, el tabaquismo, las diversas radiaciones, la edad, etc.

Muchos de estos factores de riesgo se pueden prevenir y controlar y sobre eso tenemos que trabajar e informar los médicos a la comunidad.

Prevención y diagnóstico.

El pronóstico de esta patología depende de muchos factores, no es lo mismo que la paciente se note o palpe una tumoración y consulte al médico, que si el tumor aparece en una imagen por mamografía o ecografía que se hizo por un control; en este caso el tumor al ser más pequeño, va a tener un mejor pronóstico y más posibilidades de curarse en la mayoría de los casos.

Por eso es muy importante realizar los controles anuales con el ginecólogo, quien le pedirá a la paciente una mamografía, siempre a partir de los 35 años si tiene antecedentes familiares de cáncer de mama, y a partir de los 40 años si no los tiene, y desde ese momento deberá repetir el estudio una vez por año o como mucho, cada dos años.

El Dato: Si bien el método diagnóstico más utilizado en la actualidad es la senografía o mamografía digital, seguido de la ecografía, también se cuenta con otros métodos de estudio por imágenes como son la resonancia magnética (RMN) y la tomografía computada (TAC), etc.

Siempre antes de pedir los estudios para el diagnóstico, tengamos presente que el médico debe realizar el examen mamario, es decir, tiene que observar y palpar las mamas. Una vez detectada la imagen sospechosa o palpado el tumor o nodulo, será imprescindible realizar el diagnóstico definitivo, es decir que hay que realizar una biopsia del tejido, mediante punción o cirugía para poner el nombre a la enfermedad, como por ejemplo, el carcinoma ductal de mama, que es el tipo más frecuente, ya que como mencionamos hay muchos cánceres de mama. El diagnóstico definitivo lo hace el médico anatomopatólogo.

El abordaje de esta enfermedad es interdisciplinario, es decir que no solamente el ginecólogo o mastólogo van a diagnosticarla y tratarla, sino que participan el médico especialista en diagnóstico por imágenes, el oncólogo, el radioterapista, el anatomopatólogo, el psiquiatra, el fisiatra, etc.

Tratamiento

Como todo cáncer, el avance del mismo y dónde lo encontremos, nos informará sobre la gravedad. Es menos grave y con mejor pronóstico, un tumor pequeño limitado a la mama, que un tumor que ya ha llegado a los ganglios axilares o hizo metástasis en otro órgano del cuerpo.

El arsenal terapéutico con el que contamos en la actualidad es amplio: cirugía, radioterapia, quimioterapia, hormonoterapia y anticuerpos monoclonales.

Pero nada es más importante como el control periódico con su ginecólogo o médico de cabecera, aunque sólo sea para evacuar alguna duda, por más simple que le parezca.

 

NOVEDADES