Ginecología Lunes 04 de Enero

Los problemas urológicos femeninos necesitan una nueva visión

Dra. María Malen Pijoan - Especialista en Urología y Andrología - Sanatorio Parque

La incontinencia urinaria femenina y el prolapso genital. El secreto más común y mejor guardado de muchas mujeres.

La incontinencia o pérdida involuntaria de orina es  un problema higiénico, psicológico y social. Crea  una importante limitación en su actividad laboral, familiar e individual. La incontinencia urinaria no es algo normal que aparece a partir de cierta edad. Es un problema importante que hoy en día tiene solución, gracias a los avances en  el diagnóstico y el  tratamiento.

La consulta ante todo: Está comprobado que la cantidad de personas incontinentes que no buscan ningún auxilio médico sigue siendo muy elevada, en mayor grado porque piensan que “es una parte natural del envejecimiento”.

Se trata de un padecimiento que se sufre en secreto. No es aconsejable que esas pequeñas fugas de orina se hagan mayores porque nunca mejoraran por sí solas, consultar es el primer paso.

¿A qué llamamos incontinencia de urgencia (micción imperiosa)?

Se produce cuando la persona tiene un intenso deseo miccional (urgencia) que le es imposible controlar y consecuentemente no se puede evitar el escape de orina. Esta anomalía corresponde a contracciones involuntarias de la vejiga originadas por diferentes alteraciones tales como infecciones e irritaciones del aparato urinario.

Un problema frecuente que hoy tiene solución. En el momento actual, el tratamiento se basa fundamentalmente en el tratamiento farmacológico que produce la relajación del músculo de la vejiga, colocación de sustancias inyectables  dentro de la vejiga y la reeducación de los hábitos miccionales.

¿A qué llamamos incontinencia femenina de esfuerzo?

Son los escapes de orina en relación a esfuerzos abdominales (tos, risa, cambios de postura y situaciones tan molestas como el coito). Se produce como  consecuencia de la elasticidad y tensión de los músculos del suelo de la pelvis. En este tipo de incontinencia, las mujeres tratan de paliar el disconfort con apósitos absorbentes.

Este tipo de incontinencia suele tolerarse mucho más tiempo por las mujeres que la padecen en silencio ocultando su padecimiento, por vergüenza o por temor a consultar a un especialista. Debido a que la incontinencia de esfuerzo, generalmente producida después de los partos vaginales, es la más común de todas se decidió ampliar la terapéutica de la misma. 

En los casos leves los ejercicios del piso pélvico son de gran ayuda: constan de un programa de fortalecimiento de los músculos responsables de la continencia.

En los casos más avanzados, las nuevas técnicas quirúrgicas, ahora mínimamente invasivas e innovadoras, implican, no sólo pocos riesgos, sino también un alto porcentaje de éxito y un post operatorio breve. Consisten en la colocación, a través de la vagina, de una cincha o malla debajo de la uretra. Ésta brinda sostén o soporte a la uretra permitiendo que los mecanismos esfinterianos sean eficientes frente a los aumentos de la presión en la vejiga.

¿Cuál es el mejor consejo para las personas que padecen de incontinencia urinaria?

No es aconsejable que esas pequeñas fugas de orina se hagan mayores porque nunca mejorarán por sí solas. Consultar antes de que el problema se agrave, es el primer paso  que se debe dar para la obtención de un tratamiento satisfactorio y eficaz.

¿Qué es el prolapso genital?

Es la salida o herniación de uno o más órganos pélvicos a través de la pared vaginal y los genitales externos. Los órganos pélvicos que pueden prolapsarse son el útero, la vejiga, el recto y la vagina. El prolapso de los órganos pélvicos ocurre cuando los músculos, ligamentos y facias que sostienen estos órganos se debilitan. 

Síntomas del prolapso genital:

  • Sensación de peso en el periné.
  • Síntomas urinarios como chorro débil, sensación de vaciamiento incompleto, aumento en la frecuencia urinaria, urgencia por orinar e incontinencia urinaria de esfuerzo.
  • Molestias con la actividad sexual.

¿Cómo puede tratarse el prolapso genital?

Tratamientos mini-invasivos. No existe un único abordaje apropiado para todas las pacientes. El abordaje para la cirugía en particular, dependerá de  los  antecedentes, y tipo de prolapso. Cada cirugia se individualiza, tanto que dos mujeres con el mismo tipo de prolapso pueden tener diferentes necesidades.

Los abordajes pueden ser por vía vaginal o laparoscópica con y sin malla dependiendo de cada caso en particular. 

Es imperativo difundir que la incontinencia de orina y el prolapso adoptan diferentes formas, que siempre deben ser tratadas ya que muy frecuentemente pueden ser curadas y siempre podrán ser mejor controladas.

mpijoanintramed.net


NOVEDADES

25/04/2021

Nueva sede sur del Sanatorio de la Mujer.

Se inauguró la primera etapa con profesionales especializados en distintas áreas de la medicina y toda la tecnología necesaria para un mejor diagnóstico, estudios o tratamientos.