Infectología Viernes 08 de Junio

Las manos limpias salvan vidas

Entrevista con la Dra. Mariana Bellantig Tardio, miembro del Servicio de Infectología de Grupo Gamma

La importancia de la higiene para cuidar la salud de todos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el día 5 de mayo como el "Día Mundial del Lavado de Manos” y desde 2009 se inició una campaña mundial con el título “Salve vidas: Límpiese las manos”.

Cada año, las campañas tienen como objetivo la concientización sobre la importancia del lavado de manos como una medida de eficacia comprobada para la disminución de las infecciones asociadas al cuidado de la salud, no sólo en el medio ambiente hospitalario sino también en la comunidad.

Particularmente, este año la OMS se une a la campaña Mundial de Sepsis con el lema: “Está en sus manos prevenir la sepsis “. La misma, con la finalidad de incrementar la alerta de la comunidad y del grupo de salud, sobre las sepsis.

¿Qué es la sepsis?

Se trata de una condición médica potencialmente mortal, que se produce por el intento del organismo para combatir una infección, resultando un daño en tejidos y órganos por el mismo sistema inmunológico.

Esta respuesta caótica causa una inflamación generalizada y es la primera causa de muerte en las unidades de cuidados críticos, con una tasa de mortalidad sin tratamiento oportuno de hasta el 50%.

Se puede producir debido a infecciones adquiridas de la comunidad como neumonías, infecciones urinarias, abdominales, etc. A su vez, en los centros de salud, los procedimientos médicos, como la inserción de un catéter, también pueden introducir una bacteria y desencadenar la sepsis.

 ¿Quién puede contraer sepsis?

La sepsis no discrimina, afecta a todos los grupos de edad y no respeta estilos de vida.

Grupos vulnerables como niños pequeños, ancianos, pacientes con enfermedades crónicas o inmunodeprimidos tienen mayor riesgo.

¿Cómo se manifiesta?

Las manifestaciones clínicas de la sepsis son variables, dependiendo del: sitio de la infección, el microorganismo, la edad del paciente y el estado de salud subyacente.

No obstante, los signos de alarma más comunes son: fiebre, frecuencia cardíaca aumentada y disminución de la presión arterial.

¿Cómo se trata la sepsis?

Un tratamiento precoz y sencillo que incluya antibióticos y fluidos endovenosos para restaurar la circulación. De ese modo, se puede reducir a la mitad el riesgo de mortalidad.

¿Cómo se puede prevenir?

La sepsis podemos prevenirla, por un lado, con educación a la comunidad para que la higiene de manos sea una práctica habitual en sus actividades diarias.

También, con educación en los centros de salud para fortalecer la higiene de manos en los cinco momentos y pesquisar el diagnóstico precoz de infecciones y sepsis.

Además, la recomendación de vacunas, sobre todo en pacientes considerados como grupos de riesgo, puede reducir la probabilidad de desarrollar sepsis.

Contamos con tus manos para hacer nuestra salud más segura.

 

NOVEDADES