Medicina del Deporte Jueves 14 de Julio

Dolor lumbar en adolescentes físicamente activos

Dra. Mariana Aloe. Especialista en medicina del Deporte. Sanatorio Mapaci. Assist Sport

La consulta temprana es la clave para un tratamiento adecuado y una rápida recuperación para el retorno a la actividad

El dolor lumbar es un motivo de consulta frecuente en chicos que practican deportes, tanto entre los que compiten como aquellos que lo hacen en forma recreativa. Es muy importante hacer un diagnóstico temprano para evitar que el cuadro empeore o haya complicaciones.

Cuando hablamos de dolor lumbar o lumbalgia, nos referimos al dolor presente en cualquier parte de la región más baja de la espalda, pudiendo provenir de la columna, los ligamentos, los músculos o de zonas más alejadas (columna dorsal, riñones, útero, etc.) pero que se perciben en el segmento lumbar.

Si bien en los adultos la principal causa de dolor lumbar es la afectación muscular (contracturas, distensiones, disbalances), en el adolescente no lo es y hay que prestar especial atención cuando un joven activo acusa lumbalgia de varios días o semanas de evolución. En este grupo etario, las causas de dolor en la zona lumbar son más serias y es fundamental hacer el diagnóstico lo más pronto posible.

Causas de dolor lumbar en el adolescente físicamente activo

Puede producirse por dos mecanismos principales:

  • Traumatismo agudo, como suele ocurrir en deportes de contacto (rugby, fútbol).
  • Microtaumatismos repetitivos, un gesto deportivo de baja intensidad pero que se repite muchas veces puede terminar produciendo lesiones. Estos gestos involucran movimientos de hiperextensión y/o rotación de la columna. Es comprensible entonces que los deportes que tienen mayor incidencia de este tipo de lesiones sean gimnasia deportiva, gimnasia rítmica, vóley, patín artístico, danza. Sin embrago, lesiones en columna lumbar por microtraumas repetitivos también se ven en fútbol, rugby y básquet, y esto se debe a la realización de determinados gestos propios del deporte pero con una técnica incorrecta. 

Factores de riesgo 

Debido a su rápido crecimiento óseo, los adolescentes presentan factores de riesgo para desarrollar dolor lumbar. Estos son:

  • Disbalances musculares
  • Déficit de flexibilidad
  • Incoordinación
  • Entrenamiento inadecuado.

¿Cuáles son las lesiones más específicas? 

  • Espondilolisis: es la fractura por estrés de la pars interarticularis de la vértebra (segmento de la vértebra, de forma longilínea, que conforma el canal medular). Se produce por movimientos repetitivos de extensión y rotación de la columna. Puede afectar a una o más vértebras, siendo más común en la 4º y 5º vértebras lumbares.
  • Hernia discal: es la lesión de un disco intervertebral y puede deberse a un traumatismo agudo o a microtraumas repetitivos. Generalmente afecta un único disco en los adolescentes; y puedo o no, comprometer la raíz nerviosa vecina, dando el dolor típico de ciatalgia.
  • Afectación muscular: el dolor de origen muscular puede deberse a mala postura, acortamiento muscular (falta de flexibilidad), fatiga y/o contractura de dichos músculos, debilidad, disbalances musculares.
  • Otras: espondilolistesis, sacroileítis, infecciones, tumores, etc.

Consulta temprana y tratamiento

Luego de recabar los antecedentes y realizar el examen físico, el médico del deporte solicitará los estudios por imágenes que sean necesarios en cada caso, para arribar al diagnóstico. Las radiografías son útiles para informarnos del estado de la estructura ósea de la columna así como de su posición; sin embrago, el diagnóstico temprano de espondilólisis y hernia discal se confirma con una resonancia magnética

Una vez realizado el diagnóstico, el médico del deporte indicará el tratamiento que, dependiendo de las características del paciente y de la afección en cuestión, podrá incluir: fisiokinesioterapia, analgésicos, elongación diaria, RPG (reeducación postural global), plantillas ortopédicas deportivas, corrección de la técnica en el gesto deportivo lesionante, modificación de la planificación de las cargas de trabajo, etc. Sólo en casos muy avanzados, en aquellos en que todas las medidas anteriores fracasan o en quienes padecen un intenso dolor, se opta por el tratamiento quirúrgico. 

Es de suma importancia realizar una consulta médica temprana ante la presencia de dolor lumbar en el adolescente físicamente activo, para hacer un diagnóstico temprano, con lo cual se obtiene una mejor respuesta al tratamiento conservador, una menor afectación de la calidad de vida y un rápido retorno a la actividad deportiva.


NOVEDADES