Medicina del Deporte Domingo 28 de Agosto

Una espalda en forma y saludable

Dra. Lucila Zoratti. Especialista en medicina del Deporte - ICR SPORT - Instituto Cardiovascular del Rosario.

Utilizar de manera correcta el cuerpo ayuda a evitar dolencias

Nuestra espalda es una obra arquitectónica  muy bien construida pero,  muchas veces, el paso del tiempo y la falta de un correcto cuidado hacen que se deteriore y comience a dar  señales de mal funcionamiento. Es así que  más  del 70% de la población sufre o sufrirá en algún momento de su vida alguna dolencia en dicha zona.  Por esto es necesario tener conocimientos acerca de su estructura y función, para saber cómo cuidarla y así  evitar o minimizar  molestias y dolores.

El dolor de espalda,  si bien es una consulta muy frecuente a la mayoría de los médicos traumatólogos, deportologos y clínico,  muy pocas veces es ocasionado por  una patología grave. Por lo general,  está relacionado con el mal funcionamiento de  los componentes de las articulaciones de la columna  y de los músculos que se encuentran cerca de ella. Esta situación suele ocurrir cuando el sujeto es sedentario y lleva una mala conducta de ejercicio físico y alimentación, o bien por sobre carga músculo esquelética al realizar un tipo de actividad poco adecuada para el nivel de entrenamiento o por haber entrenado en estado de fatiga muscular.

Entonces lo que se debe hacer es ponerla nuevamente en funcionamiento y entrenarla, respetando sus tiempos de adaptación para que vuelva a funcionar normalmente.

CÓMO ES Y CÓMO FUNCIONA LA ESPALDA.

Está ubicada en la zona central de nuestro cuerpo, constituye su eje y sostén dándole estabilidad y gran movilidad. Para permitir los diferentes ángulos de movimiento, la columna está formada por la unión de pequeños huesos, llamados vértebras, colocados uno encima del otro, unidos por articulaciones que poseen varios tipos de  ligamentos y por discos intervertebrales, estos últimos son una especie de almohaditas que le permiten,también, mejor amortiguación. Una serie de pequeños pero poderosos músculos le sirven de mecanismo de estabilización.

La parte central de cada vertebra está constituida por un hueco que, alineado al de las demás, forman el canal medular. Allí se aloja la médula espinal (protección rígida de la médula), desde ella parten nervios que salen por pequeño agujeritos.

Si miramos la espalda de perfil veremos que hay 3 curvaturas, una en el cuello, una en la parte media y otra en la zona más baja, estas permiten que la columna sea más resistente y flexible. 

Cuidar cada una de estas estructuras y respetar la alineación de cada segmento ayuda a mantener una espalda saludable.

El ejercicio físico cumple una función muy importante en este aspecto ya que a través de él podemos:

  • Lubricar las articulaciones haciéndolas más flexibles.
  • Tonificar la musculatura de las cercanías de la columna para lograr mantener la correcta alineación.
  • Fortalecer la musculatura de brazos, muslos y abdomen con el fin de evitar sobre carga en otras estructuras más nobles.
  • Mejorar la motricidad del cuerpo en general.

FUNCIONALIDAD.

Toda persona con dolor de espalda de larga data debe tener un profesional médico especialista en el tema a fin de manejar correctamente su dolencia en el tiempo.  El mismo cumplirá con la labor de realizar el correcto diagnóstico del origen del dolor e instaurar el tratamiento adecuado.

Como se mencionó anteriormente, la mayoría de estas situaciones llevan implícita una disfunción mecánica de las estructuras de la espalda por lo que en general,  el tratamiento  irá de la mano de especialistas en kinesiología para abordar la fase aguda cuando el dolor es mayor,  y de un especialista en Educación Física para el tratamiento y/o prevención secundaria en fase crónica.

Muchas veces las afecciones que causan el dolor son tributarias de un  tratamiento conservador y a largo plazo y es por ello que la educación física cumple un rol muy importante en este sentido, dado que este tipo de profesionales cuentan con las herramientas para poner en buena Forma física la Espalda y evitar recaídas.

El cuidado de la espalda se basa en conocer sus estructuras y cómo funcionan, aprender la forma correcta de movilizarlas y cómo desarrollar todo su potencial, sobre todo en lo que refiere al tejido muscular.  Debemos considerar que los segmentos contiguos a ella  (“brazos “- “piernas” – abdominales) cumplen una función muy importante como soporte de la  misma, dado que cuanto mejor entrenados están generamos menor tensión y sobrecarga a las estructuras de la columna vertebral


NOVEDADES