Obstetricia Miércoles 24 de Febrero

¿Cuándo concurrir a un especialista en Medicina Reproductiva?

Entrevista con la Dra. Viviana Ventura, Jefa del Servicio de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma.

Causas más frecuentes de infertilidad y características de los tratamientos.

El Servicio de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma fue constituido fundamentalmente con el objetivo de brindar asistencia, diagnóstico y tratamiento a todas las parejas y pacientes que presentan algún tipo de patología reproductiva. “Recordemos que el 15 % de la población tiene alguna afección o patología reproductiva”,  señala la Dra. Viviana Ventura, Jefa del Servicio.

Este área cuenta con un equipo multidisciplinario, que involucra las especialidades de Ginecología, Hematología, Endocrinología, Andrología y Urología, que se especializan en el factor masculino y brindan asistencia a todas las prácticas quirúrgicas asociadas a estos procedimientos como las biopsias testiculares, TC y PC, que son técnicas específicas para recuperación de espermatozoides en determinadas características. También se brinda apoyo psicológico que requieren estos tratamientos y que merecen todas las parejas que acuden al Servicio.

¿Qué tipos de tratamientos se realizan?

Los tratamientos que disponemos en el Servicio son tratamientos tanto de Baja como de Alta Complejidad.

De Baja Complejidad ofrecemos: estimulación ovárica, monitoreos foliculares, laboratorios hormonales y las inseminaciones intrauterinas, tanto con semen homólogo o heterólogo.

Con respecto a los tratamientos de Alta Complejidad disponemos, por supuesto, de la fertilización in vitro, del ICSI, es decir, Inyección Citoplasmática de Espermatozoide y técnicas relacionadas con la donación de gametas, ya sea donación de semen o donación de ovocitos.

También hay otras técnicas que brindamos y que colaboran en llevar adelante los tratamientos, como el Assisted Hachting, el Co-cultivo y las columnas de anexina. Recientemente, hemos incorporado al Servicio avances de última tecnología que se relacionan con el diagnóstico genético pre implantatorio, que sirven para brindar diagnóstico genético previo a la transferencia embrionaria.

¿Cuál es el promedio de procedimientos que se pueden efectuar?

El Servicio, en los últimos años, ha presentado una casuística de unos 800 procedimientos de alta complejidad por año, lo cual generó la necesidad de brindar un enfoque multidisciplinar, con apoyatura en diferentes especialidades. Además, desde la aparición de la ley de Fertilidad, que se reglamentó en julio de 2013, hemos logrado tener convenios con casi todas las obras sociales. Esto permite que casi todas las parejas puedan acceder a estos tratamientos, situación que era bastante dificultosa en tiempos anteriores.

¿Cuándo acudir a un Servicio de Medicina Reproductiva?

Nosotros recomendamos acudir a la consulta a todas las personas que presenten dificultad reproductiva. Cuando la mujer tiene por debajo de 35 años, debe ir a la consulta después de un año de búsqueda reglada de embarazo y no habiéndolo logrado. Por encima de los 35 años, por una cuestión de agotamiento de la reserva ovárica, recomendamos acortar esa consulta a 6 meses. En esa primera consulta, se empieza a buscar el diagnóstico y, si es posible, recomendamos que concurran ambos. Ya que tanto la patología femenina como masculina es frecuente y cada uno agrega un porcentaje de patología en la pareja.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de infertilidad tanto en el hombre como en la mujer?

Las causas más frecuentes están dadas por el factor tuboperitoneal. Es decir, los trastornos a nivel de las trompas de Falopio en las pacientes y los factores masculinos.

En general, las causas se presentan en simultáneo en muchas de las parejas, por eso es importante que ambos asistan a la consulta. En el caso de nuestro Servicio, contamos con un especialista en andrología para que asista el hombre y toda la patología ginecológica estará de la mano del ginecólogo que asistirá a la mujer.

Recordemos que tanto hombres como mujeres pueden estar afectados por patologías reproductivas y se pueden presentar a todo lo largo de la vida. Además, es independiente por ejemplo de haber logrado un embarazo hace un año. Esto no significa que no se pueda plantear una patología reproductiva a futuro, con lo cual aconsejamos que se acerquen a la consulta si eso sucede.

Es importante aclarar que es más frecuente, por una situación social, que la mujer quiera ser madre por encima de los 35 años.  En estos casos es probable el agotamiento de la reserva ovárica. Por lo cual, recomendamos a toda mujer mayor de 35 años, que no ha tenido pareja o no tiene todavía como objetivo ser madre, que esté en contacto con un Centro de Fertilidad, para poder acceder a la criopreservación de sus ovocitos y no tener que precisar una ovodonación en el futuro.

Las técnicas de Alta Complejidad tienen un porcentaje de éxito del 35 al 42 %

¿Cuáles son los estudios básicos que se realizan a partir de la primera consulta?

Para una pareja que presenta trastornos de fertilidad los primeros estudios que se pueden cumplimentar, dentro de un ciclo menstrual, son estudios básicos. Fundamentalmente son: el estudio hormonal, el espermograma para el hombre y la evaluación ecográfica y radiológica de las trompas y del útero de la mujer. De esta manera, los diagnósticos que hacemos básicamente se pueden realizar en un total de 30 días, no son estudios complejos y están al acceso de todo tipo de paciente y cobertura de las obras sociales, obviamente.

Tratamientos del Alta Complejidad: ICSI y Fecundación In Vitro 

Las técnicas disponibles son de Baja o Alta complejidad. La elección de cada una dependerá del tipo de paciente. De hecho, muchos de ellos no necesitan no necesitan tratamiento, ya que con el simple diagnóstico pueden resolver diferentes situaciones.

Los tratamientos de Baja Complejidad (estimulación ovárica, monitoreos foliculares, laboratorios hormonales,  inseminaciones intrauterinas)  son más frecuentes en la mujer por debajo de los 35 años. Si bien estos tratamientos no son complicados, implican un control exhaustivo durante 12 días, que es el periodo ovulatorio, en los cuales se hacen  ecografías y laboratorios hormonales.

En caso de que no se obtengan resultados, se pasa a los tratamientos de Alta Complejidad como  la fertilización in vitro o el ICSI, que tienen un porcentaje de éxito alrededor del 35 al 42 % globalmente, analizándolo en todas las parejas.

El ICSI es un método que fue creado, fundamentalmente, para sortear la patología masculina y se centra en el momento en que el espermatozoide intenta fertilizar el óvulo y tiene alguna dificultad. Su nombre es por la sigla en inglés y significa Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides. A través de un microscopio, con un micromanipulador, se intenta introducir el espermatozoide dentro del ovocito y lograr la fertilización posterior.

En el caso de la fecundación in vitro, se trata de  poner en cultivo los ovocitos recuperados en la mujer, con el semen mejorado del hombre, dejando que la fertilización ocurra de forma espontánea.

El Servicio de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma se encuentra emplazado en el Sanatorio Los Arroyos, Italia 1440. Está integrado por las especialistas en Medicina Reproductiva, las Doctoras Viviana Ventura, Patricia Perfumo, y Luciana Domenech. Para solicitar turnos comunicarse al  (0341) – 420 9185. Más información en www.grupogamma.com 


NOVEDADES