Obstetricia Lunes 19 de Octubre

La importancia del control prenatal

Dr.Roberto Feldman - Maternidad Del Sanatorio Plaza

Análisis, exámenes clínicos, ecografías y el cuidado de la mujer embarazada son fundamentales para un parto exitoso.

Sin dudas un correcto control durante el embarazo trae aparejado buenos resultados. Lo técnico no se contrapone con la necesaria humanización del parto. La evolución de la tecnología ha logrado minimizar los problemas en la mujer y en el bebé.

Los controles deben comenzarse lo más precoz posible. Una ecografía entre las 6 y 8 semanas, comprueba vitalidad, embarazos múltiples, y por sobre todo asegura la fecha probable de parto, con un factor de error mínimo. O sea, desaparece el embarazo prolongado.

Son fundamentales los siguientes controles:

Análisis: De sangre y orina, para comprobar si existe anemia y otras patologías para tratar durante la gestación. Deben realizarse los análisis más habituales y muchos otros Los no solo sirven para corroborar el estado materno, sino también para proteger la salud fetal.

Tensión Arterial: Debe ser monitorizada en cada  consulta. La hipertensión puede darse en el embarazo o ser pre-existente.

Examen Clínico: Debe realizarse en cada consulta. El obstetra controlará la medida de la altura uterina con un centímetro, la detección de los latidos fetales, la toma del peso para seguir la curva ponderal y la ya mencionada toma de tensión arterial. Estos controles permiten la detección de flujo y de síntomas tempranos que puedan ocasionar cualquier alteración en salud de la madre y el feto.

Ecografías: Sumando a la ya explicada inicialmente, muy precoz, entre las 12 y 13 semanas debe hacerse la de translucencia nucal ( medida del espesor de la grasa de la nuca en el bebé ), para orientar hacia la posibilidad de trastornos genéticos, y luego el seguimiento con ecografías seriadas para evaluar crecimiento, posición y presentación fetal, líquido amniótico, placenta,etc. En el caso de la ecografía 4 D si bien es un acontecimiento social, poder visualizar el rostro fetal con tanta nitidez es para nada despreciable.

Psicología de la embarazada

Además de todo lo orgánico mencionado, es necesario trabajar sobre el factor psicológico, a fin de que tenga conocimiento de los cambios físicos, y una aceptación  de la maternidad.  Ser informada sobre cómo es el trabajo de parto, cómo y cuándo concurrir al lugar de internación, en el momento adecuado, cómo respirar, cuáles son los signos de alarma. Los cursos de psicoprofilaxis pueden ser beneficiosos.

Estudio Genético

Los estudios genéticosmerecen un párrafo aparte. Por supuesto, es el médico quien debe indicarlo. Los motivos son los antecedentes propios y familiares. Con respecto a la edad, se ve un aumento del promedio en las primigestas acercándose a los 40 años, por razones sociales fundamentalmente.

El estudio se realiza entre las 10 y 12 semanas. Se hace una extracción con una aguja muy finita, bajo pantalla ecográfica, de tejido placentario que contiene el mapa genético fetal. En pocos días se cuenta con el resultado.

Alimentación

La dieta de la futura mamá debe contar con carnes rojas y blancas, frutas, leche, queso, huevos y verduras. Es conveniente evitar las grasas, condimentos excesivos, bebidas alcohólicas y comidas raras. Se debe tomar agua en buena cantidad.

No se debe fumar en el embarazo, por la incidencia directa en el bebé de tóxicos. Trabajos serios demuestran mayor incidencia de bajo peso fetal en fumadoras con respecto a no fumadoras.

El examen cardiovascular y demás controles físicos

En las últimas semanas de gestación se debe realizar un control cardiovascular y electrocardiograma, para confirmar aptitud ideal para el trabajo de parto y expulsivo, y la condición aceptable para recibir medicación y / o anestesia peridural.

Preparación para dar de mamar: Se deben cuidar los pezones. A partir del séptimo mes. Es fundamental para poder dar de mamar.

Control odontológico: Se recomienda una visita al dentista apenas comienza el embarazo y de ser necesario hacer tratamientos. No postergarlos.

Relaciones Sexuales: Están permitidas durante la gestación, excepto hubiera una patología que las contraindique y el médico sugiera que hacer.

Actividad Física: Las que venían haciendo pueden continuar durante el embarazo. Si no hacía previamente, conviene hacerla con moderación y progresivamente.

Consideraciones finales

Lo ideal es que atienda el parto el profesional que controla el embarazo. Eso permite un mayor conocimiento mutuo.  Hay que destacar que cuando se comparan estadísticas del siglo pasado con las actuales, los avances en referencia a una mayor sobrevida fetal y una disminución de los riesgos en el embarazo, son extraordinarios.

Por otra parte, si bien se debe valorar el progreso técnico logrado en los últimos años, no hay dudas que el momento culminante debe ser vivido con la mayor protección, pero con el acompañamiento de los seres queridos. Lo que se denomina humanización del parto. Que lo tecnológico no empañe lo natural. Un justo término medio. Apostar a un parto normal vaginal es salud materna y fetal asegurada. Todo tiene sus tiempos.

Una inversión a futuro.

Quienes hemos trabajado en maternidades ediliciamente diferentes, o muy dotadas, o muy carenciadas,  o en algún lugar muy tecnológico y frío, viendo los bebés en nurserys, separados al nacer de sus madres, valoramos lo afectivo. Muchas veces, la palabra acertada  y una presencia sin apuros en el momento del parte, ayuda a minimizar el dolor de alguna contracción.

Un trabajo en equipo da buenos resultados.


NOVEDADES