Reumatología Lunes 17 de Diciembre

¿Qué es la Artritis Psoriásica?

Dra. Cristina Prigione- Dra. Patricia Marczuk. Servicio de Reumatología del Hospital Italiano de Rosario

Una patología asociada a la artritis inflamatoria, que puede ser controlada con una diagnóstico y tratamiento precoz.

La Artritis Psoriásica es un tipo de artritis inflamatoria, que aparece en algunos pacientes con PSORIASIS, una afección que incluye manchas rojas en la piel cubiertas de escamas blanquecinas que provocan picazón. Dichas lesiones se distribuyen en general de manera bilateral, afectando zonas de roce, como codos y rodillas, pero también pueden tomar cuero cabelludo, o cualquier otra zona del tejido cutáneo y uñas.

Lo más frecuente es que la persona primero desarrolle la psoriasis y luego la artritis psoriásica, que puede aparecer hasta 10 años después. Sin embargo, algunas veces el compromiso articular puede ser simultáneo al diagnóstico de psoriasis o preceder a las lesiones en piel.

  • SÍNTOMAS Y AFECTACIÓN DE LAS ARTICULACIONES

Los principales síntomas de la artrtitis psoriásica son dolor, rigidez e hinchazón. Pueden afectarse una o varias articulaciones, de uno o ambos lados del cuerpo (por ejemplo una o ambas rodillas). Las articulaciones más frecuentemente comprometidas son las de dedos de manos y pies, con una hinchazón como en dedos de “salchichas” o dactilitis.

En los pies, pueden inflamarse los tendones y ligamentos (fascitis plantar, tendinitis del Aquiles).

La artritis psoriásica puede además afectar columna vertebral, (lo llamamos espondilitis) produciendo dolor de cuello, espalda, rigidez, dificultad para agacharse. Cuando el compromiso es en las articulaciones entre la columna y la pelvis, de denomina sacroileítis.

  • UNA ENFERMEDAD MULTI CAUSAL

La causa de la artritis psoriásica es desconocida, pero se cree que se debe a la suma de factores genéticos, ambientales e inmunológicos.

  • FACTORES DE RIESGO

Antecedente depsoriasis: son las personas con mayor riesgo de tener artritis psoriásica. Además, en quienes tengan afección de las uñas, se aumenta la probabilidad.

La edad: es más frecuente en personas de entre 30 y 50 años. Hombres y mujeres tienen el mismo nivel de riesgo.

Antecedentes familiares: varias personas con artritis psoriásica tienen uno de los padres, o hermano con la enfermedad.

  • EL DIAGNÓSTICO A TRAVÉS DE LA CONSULTA

No existe una prueba de laboratorio que confirme el diagnóstico de artritis psoriásica, por eso es importante que todo paciente con Psoriasis y dolores articulares consulte a un reumatólogo.

El diagnóstico se hará confirmando primeramente la presencia de psoriasis, y luego la presencia de la artritis; finalmente correlacionando manifestaciones clínicas y radiológicas, para determinar la presencia de artritis psoriásica.

  • UN TRATAMIENTO QUE APUNTA A CONTROLAR A INFLAMACIÓN

Si bien no existe cura para esta patología crónica, con un diagnóstico y tratamiento precoz y adecuado, pueden controlarse la inflamación de las articulaciones afectadas para prevenir el dolor y la discapacidad.

Muchas personas con artritis psoriásica desarrollan articulaciones rígidas y debilidad muscular; por esto el ejercicio adecuado es muy importante para mejorar el estado general de salud y mantener la flexibilidad articular (caminata, bicicleta, yoga, estiramientos, hidroterapia).

Los medicamentos utilizados para su tratamiento son los antiinflamatorios, las drogas modificadoras de enfermedad, los fármacos inmunosupresores , inhibidores de TNF y nuevas drogas biológicas.

En articulaciones inflamadas, pueden ser útiles las inyecciones de corticoides, y la cirugía puede ayudar a reparar o reemplazar articulaciones muy dañadas.

El tratamiento debe ser direccionado por el médico reumatólogo, en conjunto con el dermatólogo, ya que ambos están familiarizados con estas patologías. Serán ellos quienes elegirán la mejor opción, para cada paciente.


NOVEDADES