Traumatología Lunes 26 de Junio

Inestabilidad segmentaria de columna vertebral

Dr. Hernán Demont - Servicio de Ortopedia y Traumatología del Sanatorio Mapaci-Assist Sport.

Nuevos conceptos en el tratamiento del dolor lumbar

La causa de la mayoría de los dolores lumbares es desconocida.

Sin embargo, está tomando especial protagonismo el concepto de inestabilidad, entendiendo por inestabilidad de columna lumbar un exceso de movimiento entre dos o más vértebras, que lleva a una alteración en la alineación de la columna y al dolor.

Las causas de la inestabilidad de columna son: lesiones; procesos degenerativos, como la artrosis; disfunciones musculares; o una combinación de las anteriores.

Las lesiones son provocadas por microtraumas repetitivos, ya sea en deportes de alto impacto, o por traumas laborales.

Las estructuras que sufren estas lesiones son: los ligamentos, los discos intervertebrales, las articulaciones facetarias.

Los procesos degenerativos afectan también los ligamentos, los discos o las articulaciones facetarias, y muchas veces todas ellas. La artrosis, puede afectar la columna vertebral, dando como resultado un aumento en los rangos de movilidad, lo que inicia un proceso cíclico de lesión-contractura-dolor-inestabilidad-mayor lesión.

Los casos de disfunciones musculares, se dan principalmente ante el sedentarismo, la falta de entrenamiento muscular y el sobreentrenamiento, favoreciendo la inestabilidad segmentaria de la columna vertebral y generando dolor.

Métodos diagnósticos

El dolor clínico en los movimientos de flexión y extensión son indicativos muchas veces de inestabilidad, pero la confirmación diagnóstica se realiza con radiografías digitales dinámicas (en flexión y extensión máxima de columna), y se complementa con la resonancia magnética por imágenes.

Es el especialista de columna quien debe interpretar la diferencia entre un dolor puramente muscular, discal o articular, con o sin inestabilidad segmentaria de columna.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del diagnóstico realizado. Si es un proceso de origen muscular, se optará por un trabajo interdisciplinario del médico fisiatra, terapista físico, entrenador físico, nutricionista, para la confección y puesta en marcha de un plan integral de rehabilitación.

Pero si el causante del dolor es la inestabilidad segmentaria, el tratamiento quirúrgico mínimamente invasivo es la terapia de elección y la resolución definitiva del dolor en casi todos los casos. El objetivo del tratamiento es disminuir al máximo el movimiento anormal de ese segmento en particular, mediante la colocación de tornillos y barras de titanio, especialmente diseñadas para esta patología.

El resto de las medidas terapéuticas no permiten una correcta fijación del segmento a tratar y no tienen un aval científico sostenido en el tiempo.

 

NOVEDADES