Urología Martes 03 de Julio

Cáncer Colo Rectal, un enemigo que no debería matar a nadie

Prof. Dr. Pedro Ruiz – Dr Pedro Javier Ruiz. Especialistas en Cirugía General – Gastroenterología y Coloproctología - Sanatorio Americano

El rol de la prevención y diagnóstico de una enfermedad que presenta 13.500 casos nuevos al año en Argentina.

El Cáncer Colo Rectal (CCR) es en nuestro medio el cáncer digestivo más frecuente, estando después del cáncer de mama en la mujer y del cáncer de próstata en el varón.

Ocurren 13.500 nuevos casos por año que generan 7.300 muertes anuales en nuestro país (13/100.000 Habitantes), siendo responsable del 12 % de las muertes por cáncer y ocupando el segundo lugar luego del cáncer de pulmón.

Según las proyecciones de GLOBO CAM 2012 para el año 2030, de NO MEDIAR políticas de control de esta enfermedad, se observará un incremento del 46% del número de casos anuales y un aumento de la mortalidad del 57%

El 30 de Diciembre del 2013, mediante la resolución 2173 del Ministerio de Salud de la Nación, se creó el programa nacional para la prevención y detección temprana del cáncer colorectal. El mismo tiene sus fundamentos en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tiene como objetivo general disminuir la incidencia y mortalidad por CCR. Y como objetivos específicos, entre otros:

  • Instalar el control del CCR como prioridad en la agenda de Salud Pública Nacional.

  • Proponer las pesquisas del CCR en personas de riesgo promedio, entre los 45 y 75 años de edad, de ambos sexos, que representan la mayoría de los afectados por este tipo de cáncer.

  • Garantizar la privacidad y protección de datos personales a toda la población participante.

Teniendo en cuenta que el CCR se presenta en más del 90% de los casos en personas mayores de 50 años y que no cuentan con antecedentes personales ni hereditarios de la enfermedad, se entiende la importancia de realizar programas de prevención y detección temprana en ambos sexos entre los 50 y los 75 años (Chequeos en Salud).

UN DIAGNÓSTICO PARA LA SOBREVIDA

El CCR tiene una muy buena historia natural. Todo comienza con una reducida lesión precursora, el pólipo Adenomatoso, que como una pequeña tetita crece en la luz del colon y que 5 a 10 años después puede originar un cáncer, pero que en el mientras tanto no da ninguna señal. Por tales razones que debemos chequear a los individuos de más de 45 años, sin síntomas.

Los chequeamos realizando una colonovideoscopia con neuroleptoanalgesia, que requiere solamente que el paciente esté en ayunas y que la noche anterior haya tomado unos laxantes para limpiar el colon.

El estudio no genera ningún dolor y es perfectamente tolerado por el paciente.

Si recorriendo todo el colon encontramos este pequeño pólipo, lo extirparemos endoscópicamente, cortando la secuencia pólipo – cáncer, y este pequeño gesto generará un 90% de curaciones en un paciente que viene caminando y se va caminando.

El pólipo extirpado se lo enviaremos al anatomo - patólogo quien lo estudiará y el resultado nos hará saber la forma y el tiempo de controlar a nuestro paciente, es decir, como siempre hacemos medicina a medida, personalizada, teniendo muy en cuenta lo Bio-Psico-Socio-cultural de nuestros enfermos.

Si la colonoscopia no encuentra ninguna lesión. el estudio se repite cada tres años.

El que está educado no enferma

Esta afirmación por parte de la UNESCO, nos da pie para destacar que lo que mata es la diseminación de la enfermedad, por haber llegado tarde con el diagnóstico.

Estamos convencidos de que nadie debería morirse hoy de un cáncer colo-rectal (CCR) si varones y mujeres nos chequeamos en salud, es decir sin síntomas y a partir de los 45 años, y hasta los 75 años.

 


NOVEDADES