Urología Martes 01 de Agosto

Las verrugas genitales y el HPV en hombres

Servicio de Urología del Sanatorio Americano}

Causas, tratamientos y complicaciones de una enfermedad que puede no presentar síntomas visibles.

El virus que causa las verrugas genitales se llama virus del papiloma humano (VPH o HPV por sus siglas en inglés), del cual existen más de 100 tipos diferentes. Algunos tipos del VPH causan verrugas genitales, las cuales se pueden encontrar en el pene, escroto, la zona de la ingle, el pubis, el ano y a su alrededor.

Otros tipos del VPH causan verrugas comunes o planas en otras partes de la piel, como las manos. Sin embargo, las verrugas en las manos u otras partes del cuerpo no causan verrugas genitales

La infección con el virus del papiloma humano alrededor de los genitales es común, aunque en la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si usted no tiene síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros

El contagio del VPH y las verrugas genitales

La infección por el VPH se transmite de una persona a otra a través del contacto sexual que compromete la membrana mucosa o la piel anal, oral o vaginal. Es posible que las verrugas genitales y el VPH se propaguen, incluso cuando no se pueda observar ninguna verruga.

Es probable que usted no vea las verrugas durante al menos 6 semanas a 6 meses después de resultar infectado con el VPH. Igualmente puede tomar mucho más tiempo, incluso años, así que apenas usted note las verrugas genitales, no significa que usted o su pareja hayan tenido contacto sexual con alguien por fuera de su relación.

No todas las personas que han estado expuestas al VPH y las verrugas genitales, van a desarrollarlas.

Los siguientes factores aumentan el riesgo de contraer verrugas genitales, de que se le diseminen más rápidamente, de que reaparezcan, o de desarrollar otras complicaciones:

  • Múltiples compañeros sexuales

  • Desconocer si alguien con quien se ha tenido una relación sexual tenía una infección de transmisión sexual (ETS)

  • Relaciones sexuales a temprana edad

  • Estrés y otras infecciones virales (como VIH o herpes) al mismo tiempo

  • Inmunodeprimido

 

Signos y síntomas

Las verrugas genitales pueden ser elevadas o planas y por lo regular son del color de la piel circundante. Pueden aparecer con apariencia de coliflor. Algunas veces son tan pequeñas y planas que no se pueden ver a simple vista.

 

Lugares comunes para encontrar verrugas genitales:

  • Pene, escroto, área de la ingle o muslos, al igual que dentro o alrededor del ano en quienes mantienen relaciones anales.

 

  • Tanto los hombres como las mujeres pueden tener verrugas en los labios, la boca, la lengua, el paladar o la garganta (laringe).

 

 

Exámenes y pruebas complementarias

Se pueden observar lesiones del color de la piel a blanquecinas, planas o elevadas, solas o en racimos en cualquier parte de los genitales. El diagnóstico se logra principalmente por la inspección visual. La biopsia es necesaria cuando el diagnóstico es incierto, inmunodeprimidos, crecimiento repentino de la lesión, o cuando las lesiones son dudosas.

La penoscopía consiste en topicar la zona genital con ácido acético al 5% y luego de unos minutos se inspecciona la zona en busca de lesiones dudosas o planas, en donde las verrugas captan el producto y se tiñen de blanco.

 

El tratamiento de las verrugas genitales

Las verrugas genitales deben ser tratadas por un médico. NO se deben usar remedios de venta libre propuestos para otros tipos de verrugas.

El médico especialista puede intervenir sobre las verrugas genitales aplicando un tratamiento cutáneo en el consultorio o le puede prescribir un medicamento que usted se aplica en su casa, varias veces a la semana.

Estos tratamientos abarcan:

  • Imiquimod

  • Podofilina y podofilox

  • Ácido tricloroacético

 

Los tratamientos quirúrgicos comprenden:

  • Criocirugía

  • Electrocauterización

  • Terapia láser

  • Excisión quirúrgica (extirparlas)

Si usted presenta verrugas genitales, su pareja sexual debe ser examinada por un médico y recibir tratamiento en caso de encontrárseles dichas verrugas.

 

Pronóstico

La mayoría de los hombres que resultan infectados con el VPH nunca desarrollan ningún síntoma ni problemas a raíz de la infección. Sin embargo, se la pueden transmitir a su pareja actual y algunas veces a las futuras parejas. Incluso después de haber recibido el tratamiento para el virus del papiloma humano, usted aún puede infectar a otros.

Ciertos tipos de verrugas genitales aumentan el riesgo de una mujer de padecer cáncer del cuello uterino y de la vulva.

 

Complicaciones

  • Se ha encontrado que algunos tipos del virus del papiloma humano causan cáncer del cuello uterino y de la vulva.

  • Los tipos del VPH que pueden causar verrugas genitales no son lo mismo que los tipos que pueden causar cáncer del pene o del ano.

  • Las verrugas pueden llegar a ser numerosas y bastante grandes, requiriendo un tratamiento más extenso y procedimientos de control.

 

¿Cuándo debería consultar a un médico especialista?

  • Si la pareja actual o anterior tiene verrugas genitales.

  • Si usted tiene verrugas visibles en los genitales externos. Tenga en cuenta que es posible que las verrugas genitales no aparezcan durante meses o años después del contacto sexual con una persona infectada.

 

Prevención de las verrugas genitales

La abstinencia total es la única forma a toda prueba de evitar las verrugas genitales y otras infecciones que se propagan a través del contacto sexual (ITS). Usted también puede disminuir la posibilidad de contraer una ITS teniendo relaciones sexuales sólo con un compañero que se sabe que no tiene la enfermedad.

Los preservativos masculinos no pueden ofrecer una protección completa, debido a que el virus o las verrugas pueden estar en la piel. No obstante, los condones reducen el riesgo y de todos modos se deben usar en todo momento. El virus del papiloma humano (VPH) se puede transmitir de una persona a otra aun cuando no haya verrugas visibles u otros síntomas.

La circuncisión podría disminuir el riesgo de recidivas.

Hay disponibilidad de la vacuna que actualmente se encuentra en el Calendario Nacional de Vacunación para los varones jóvenes de 11 años nacidos a partir del año 2006 (en vigencia desde enero 2017) y es gratuita. Son dos dosis separadas por un intervalo de 6 meses. La estrategia es que actúe previniendo el contagio en mujeres (efecto secundario) y de manera primaria evitando la aparición de lesiones por el VPH.

 


NOVEDADES