Urología Lunes 24 de Octubre

Mejor sí hablar de ciertas cosas.

Dra. Malen Pijoan - Especialista Jerarquizada en Urología. Especialista en Andrología. Doctorada en Medicina. Elas. Grupo Oroño

Los problemas urológicos femeninos son padecidos por muchas pacientes. Alternativas de tratamiento.

Incontinencia urinaria: Un problema tabú

Uno de los interrogantes todavía no aclarado de esta patología, es el referente a la frecuencia de este síntoma en la población general. La incidencia de incontinencia de orina es difícil de establecer por la falta de consultas.

Se ha comprobado que la cantidad de personas incontinentes que no buscan ningún auxilio médico sigue siendo muy elevada. Muchas de ellas no lo hace por ignorancia,  temor o por vergüenza y, cuando lo hacen, sólo lo comentan con un familiar. 

Entre los comentarios generales, se escucha: "es un problema femenino que aparece después de los partos", "es una parte natural del envejecimiento."

Hoy existe un cambio. En el Congreso Europeo de Urología, realizado en Munich (ALEMANIA) en marzo del 2016 y en el  Congreso Americano de Urología de San Diego (EEUU) de mayo de este año, hemos conversado con colegas de referencia mundial que hoy apuntan a la calidad de vida  en la medicina y más aún a la calidad de vida en mujeres con trastornos vesicales.

También  en el congreso de la CONFEDERACION AMERICANA DE UROLOGIA a realizarse en la ciudad de Panamá la primer semana de octubre, disertaré sobre cómo optimizar la calidad de vida en las mujeres con vejiga hiperactiva (referido a mujeres con urgencia miccional con o sin incontinencia). Este es un tema más que vigente en una población de mujeres jóvenes.

Menos del 15% de las mujeres que tienen esta problemática hablan con su médico acerca de este tema. Muy pocos de estos pacientes duda de esos diagnósticos tan rápidos y aceptan la prescripción de algún medicamento, sin más trámite.

Necesitamos comunicar a la población general que la IO, a pesar de ser considerada un síntoma banal, puede ser expresión de una enfermedad de lenta evolución.Es imperativo difundir que la IO adopta diferentes formas, que siempre deben ser tratadas ya que muy frecuentemente pueden ser curadas y siempre podrán ser mejor controladas.

La importancia del diagnóstico.

La incontinencia urinaria, definida como la pérdida involuntaria de orina que ocasiona un problema higiénico, psicológico y social para la persona que lo padece, cuenta en la actualidad con varios tratamientos, dependiendo del tipo de incontinencia que tenga la paciente y de la intensidad de la misma.

El buen diagnóstico es la  herramienta más  importante ya que con la clínica, el examen físico, la ecografía, el estudio urodinámico y la resonancia magnética  dinámica (en casos de prolapso) uno puede  clasificar la incontinencia, el prolapso y, de ese modo, abordar la mejor conducta terapéutica.

Los tratamientos higienicos dietéticos incluye medidas como bajar de peso, el control de la ingesta de agua, tratamiento del estreñimiento, ya que está comprobado que mejorar todos estos factores favorece la prevención de la misma así como los ejercicios del piso pélvico.

También existe la electroestimulación perineal que es una forma de ejercicio forzado del periné como consecuencia de estímulos eléctricos aplicados por medio de electrodos.


Tratamientos:

La propuesta de una cirugía siempre depende de la edad, el grado de disconfort que la incontinencia provoca y los resultados esperados.

Sling (cincha o hamaca): en la mayoría de los casos se resuelve aplicando las denominadas cirugías mínimamente invasivas que consisten en la colocación, a través de la vagina, de una cincha o malla debajo de la uretra. Esta cincha o malla brinda sostén o soporte a la uretra permitiendo que los mecanismos esfinterianos sean eficientes frente a los aumentos de la presión en la vejiga. Este método permite una rápida recuperación, corta internación, pudiéndose realizar con anestesia local o general.

Las nuevas técnicas quirúrgicas, ahora mínimamente invasivas e innovadoras, implica poco riesgo, un porcentaje de éxito importante y un post operatorio breve.

También se utilizan sustancias de abultamiento uretral, colocación de toxiana botulínica en vejiga y tratamiento farmacológico  adecuado.

Prolapso Genital:

¿Qué es?

Es la salida o herniación de uno o más órganos pélvicos a través de la pared vaginal y los genitales externos. Los órganos pélvicos que pueden prolapsarse son el útero, la vejiga, el recto y la vagina. El prolapso de los órganos pélvicos ocurre cuando los músculos, ligamentos y facias que sostienen estos órganos se debilitan.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Sensación de peso en el periné.

Síntomas urinarios como chorro débil, sensación de vaciamiento incompleto, aumento en la frecuencia urinaria, urgencia por orinar e incontinencia urinaria de esfuerzo.

Molestias con la actividad sexual.

¿Cómo puede tratarse?

No existe un único abordaje apropiado para todas las pacientes. Si se opta por la cirugía, ésta dependerá de  los  antecedentes y tipo de prolapso. Cada cirugía se individualiza, tanto que dos mujeres con el mismo tipo de prolapso pueden tener diferentes necesidades.

Los abordajes pueden ser por vía vaginal o laparoscópica dependiendo de cada caso.




NOVEDADES