Neurociencias Jueves 12 de Setiembre

Cirugía endoscópica de cerebro y base de cráneo

Dr. Patricio Weller - Médico Neurocirujano Sanatorio Americano

Un procedimiento exitoso que tuvo grandes avances gracias a médicos rosarinos.

La base de cráneo es la zona de la cabeza donde se apoya el cerebro y a su vez forma parte del techo de la nariz. En la base de cráneo pueden aparecer una  gran cantidad de tumores, como meningiomas, adenoma de hipófisis, carcinomas y tumores de cerebro entre otros. De ellos muchos son benignos y frecuentes, como los de hipófisis.

Ante la presencia de tumores de base de cráneo, éstos se pueden operar de dos maneras:

Vía convencional: se lleva a cabouna craniectomía, que significa tener que realizar una ventana en el hueso para llegar dentro del cráneo y luego movilizar estructuras muy frágiles como es el cerebro y las arterias para llegar a la base del cráneo, que es una zona profunda y de difícil acceso.

A través de la nariz: es una vía más corta, directa y rápida, disminuyendo las complicaciones  en manos entrenadas.

CIRUGÍA CEREBRAL ENDOSCOPICA POR VIA NASAL

El presente y el futuro está en operar usando orificios naturales. La cirugía endoscópica permite llegar al cerebro por vía nasal sin necesidad de abrir el cráneo, lo que presenta muchos beneficios respecto a la cirugía tradicional, que obliga a abrir el cráneo o la cara. Hay una menor duración, disminución considerable de la estancia hospitalaria, ausencia de cicatrices,   mejores resultados funcionales,  así  como la posibilidad de operar  tumores en zonas inaccesibles por otros métodos. Este procedimiento permite además extirpar tumores de grandes dimensiones considerados inextirpables hasta hace pocos años.

El endoscopio introducido a través de la cavidad nasal  permite visualizar en alta definición a través de cámaras con fibras ópticas, ofreciendo un ángulo de visión excepcional que posibilita llegar a tumores cerebrales y otras lesiones sin necesidad de manipular estructuras nobles.

Es fundamental realizar estos procedimientos con equipos multidisciplinarios entre neurocirujanos y otorrinolaringólogos. 

UNA BISAGRA EN LA HISTORIA DE LA NEUROENDOSCOPÍA

La cirugía de base de cráneo por vía nasal se realiza hace más de 100 años y con el correr de los años,  se introdujo el microscopio neuroquirúrgico  logrando mejor visión y mejores accesos.

Desde hace más de una década se introdujo el endoscopio, que hoy con las cámaras de alta definición, se lo considera como el mejor método de visión  para realizar los procedimientos por vía nasal.  Sin embargo, la técnica presentaba un gran problema: al ingresar dentro del cráneo a través de la nariz, quedaba una conexión entre los mismos  que generaba múltiples complicaciones, entre las más importantes las fistulas de líquido cefalorraquídeo y las meningitis.

En 2006, luego de muchos años de investigación,  un equipo de médicos rosarinos coordinados por el Dr. Gustavo Hadad de la UNR, junto con la Universidad de Pittsburg, desarrollaron una técnica para cerrar esa conexión  que quedaba entre el cráneo y la nariz, disminuyendo excepcionalmente las complicaciones  que presentaban estas cirugías.


NOVEDADES