Neurología Martes 21 de Marzo

La importancia del buen dormir

Dr. Claudio Aldaz, Lic. Natalia Retamar, Ps. Lorena Anmuth, Ps. Marcia Fedorchuk, Ps. Soledad Best. Le Sommeil

Un sueño de calidad influye en la buena salud en general

Todos los años se celebra el Día Mundial de sueño y en cada ocasión el lema se renueva. Este año tuvo lugar el 17 de marzo y su lema fue “dormir profundamente, nutre la vida”.

Dormir es una de las necesidades vitales del ser humano al igual que alimentarse y moverse. El objetivo del Día Mundial del Sueño es resaltar la importancia que tiene el sueño de calidad en la buena salud y cómo interactúan con él la nutrición, el estado emocional y el ejercicio físico. Se desarrollan actividades que informan acerca de cómo alcanzar un sueño reparador que permita desarrollar con normalidad las tareas del día.

¿Qué beneficios brinda el buen descanso nocturno? 

  • Conciliar un sueño profundo y sin interrupciones ayuda a prevenir el desarrollo de hipertensión arterial, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas.

  • La falta de sueño está vinculada a la depresión, la ansiedad y los problemas psicológicos por lo tanto un buen descanso nocturno contribuye a mantener una buena salud mental.

  • Un correcto descanso nocturno disminuye las posibilidades de sufrir un accidente vial, laboral o doméstico.

  • Durante el sueño de calidad en el cuerpo se produce la reparación de los tejidos, el crecimiento, la consolidación de la memoria y el aprendizaje.

  • Dormir bien es necesario para poder desarrollar correctamente las actividades de la vida cotidiana. Cuando el descanso no es adecuado se ve afectado negativamente el rendimiento mental y físico de las personas. 

¿Cómo pueden alcanzarse un sueño reparador? Diez recomendaciones fundamentales para lograrlo: 

  1. Establecer un horario regular de acostarse y levantarse.

  2. Si tiene el hábito de hacer siestas, éstas no deben durar más de 45 minutos.

  3. Evitar tomar alcohol y fumar 4 horas antes de acostarse.

  4. Evitar tomar cafeína 6 horas antes de acostarse. Ello incluye café, té, chocolate bebidas cola y energizantes.

  5. Evitar comidas picantes, pesadas o con mucho azúcar 4 horas antes de acostarse.

  6. Realizar ejercicio regular, pero nunca justo antes de acostarse.

  7. Dormir en una cama confortable.

  8. Utilizar una temperatura adecuada para dormir y mantenga la habitación bien ventilada.

  9. Eliminar al máximo el ruido y la luz de la habitación.

  10. Reservar la habitación sólo para el sueño y para el sexo. No utilice la habitación como espacio de trabajo o como sala de recreo.


NOVEDADES

03/11/2019

Cirugía virtual y reconstrucción 3D de cráneo

El Servicio de Neurocirugía del Sanatorio Británico realizó una intervención de un tumor de meninges con una innovadora técnica, asistida por neuronavegación intraquirúrgica.