Neurología Jueves 14 de Setiembre

“No estamos solos”

Juliana P. Duclos - Lic. en Psicología

La compasión, una motivación clave para disminuir el sufrimiento y aumentar el bienestar

En la actualidad vivimos tiempos en los cuales estamos centrados en nosotros mismos, sin atender plenamente a todo aquello que nos rodea; inclusive a nuestros afectos más cercanos, las personas que forman parte de nuestro día a día y son significativas para nosotros: familia, amigos, pareja, etc.. De esta forma muchas veces las relaciones interpersonales se dañan, por eso es importante trabajar el camino hacia la compasión, lo cual conlleva empatía, compresión, atención hacia los demás.

¿Qué es la compasión?

Aunque en nuestra sociedad muchas veces se le da a este concepto una connotación negativa, y se la compara con el hecho de sentir lástima hacia otros, hay que aclarar que la compasión es por el contrario un sentimiento humano, espiritual y por ende positivo, que surge cuando vemos a alguien padecer. La palabra proviene del latín “compati” que significa “sufrir con”. El sentimiento de compasión nos impulsa a aliviar el dolor del otro, remediarlo o evitarlo y, a diferencia de la empatía, además de entender lo que la otra persona está sintiendo, actuar en consecuencia. En esta acción se ponen en juego procesos comportamentales y cognitivos como lo son entre otros prestar atención al sufrimiento y evaluar cómo intervenir para paliarlo.

Paul Gibelrt profesor de la Psicología Clínica de la Universidad de Derby, hace más de 30 años investiga y desarrolla la “Terapia Centrada en la Compasión”. Gilbert plantea que es fundamental en este camino la autocompasión, que implica ser consciente del propio sufrimiento, no condenarse a uno mismo y compartir ese sufrimiento con otro, no sufrir en soledad, esto implica una apertura a nuestra humanidad: "no estamos solos”. Es aquí donde el cuidado adquiere un papel fundamental, tanto el cuidado que se da, como el que se recibe, ya que de esta forma nos sentimos aceptados tal cual somos y adquirimos ese sentimiento de pertenencia tan necesario para desarrollarnos a lo largo de la vida.

“El amor y la compasión son necesidades, no lujos; sin ellos la humanidad no puede sobrevivir” Dalai Lama

Está demostrado quelas reacciones emocionales generadas por la compasión están asociadas al sistema neurológico del bienestar, produciendo alegría y calma, nos ayuda a afrontar riesgos, crear mejores y más armoniosas relaciones. Por lo tanto, nos lleva a una nueva forma de vincularnos.

¿Cómo se construye la compasión?

Existen diferentes herramientas para fomentar y construir la compasión

La atención plena es una de ellas, ser conscientes de nuestro propio sufrimiento y el de los demás, poner atención a los gestos, palabras para llegar a captar lo que el otro siente y a partir de allí pensar cómo podemos ayudar a esa persona. Siempre es importante tener presente los momentos en los cuales nosotros fuimos cuidados, en los que hemos sido tratados con amabilidad y respeto, situaciones en las que fuimos contenidos y cómo nos sentimos con esta forma de relacionarnos, para darnos cuenta cuan importante es la compasión con nosotros mismos (autocompasión) y con los demás.

El amor y la compasión son necesidades, no lujos; sin ellos la humanidad no puede sobrevivir” dijo en una oportunidad el Dalai Lama y también expresó que “si quieres que otros sean felices practica la compasión, si quieres ser feliz tú practica la compasión”.

 

 

NOVEDADES

03/11/2019

Cirugía virtual y reconstrucción 3D de cráneo

El Servicio de Neurocirugía del Sanatorio Británico realizó una intervención de un tumor de meninges con una innovadora técnica, asistida por neuronavegación intraquirúrgica.