Sexología Martes 16 de Junio

Mitos y Verdades de la Sexualidad durante el embarazo

Silvina Picchio – Sexóloga

En esta etapa, cada miembro de la pareja experimenta su propio cambio. Las dudas más frecuentes

¿Puedo continuar teniendo sexo sin ningún riesgo?

Por su puesto el embarazo no es ninguna enfermedad y se pueden mantener relaciones sexuales   durante todo el periodo de gestación excepto si existieran complicaciones médicas específicas tales como: rotura prematura de las membranas ovulares, infecciones genitales, ginecorragias, amenaza de parto prematuro, etc.

Si llegado el caso por estas complicaciones se prohibiera la penetración o el orgasmo –por las contracciones uterinas que acarrea- bien pueden apelarse a caricias y otras variantes  no cóitales sin orgasmo de la mujer.

 ¿El orgasmo es más intenso durante el embarazo?

Depende de cada mujer. Algunas experimentan sus orgasmos habituales, otras, por el contrario, reconocen que tienen los mejores orgasmos de su vida. Esto puede atribuirse a que las hormonas sensibilizan toda la parte genital. Además existe congestión vulvar y vaginal, volviéndola más receptiva.

¿Qué posturas son las más recomendables?

A lo largo de los meses dar rienda suelta a la pasión se vuelve un poco complicado y los devaneos amorosos se vuelven más técnicos, pero ganan en ternura y voluptuosidad. La metamorfosis del cuerpo os obligará a cambiar vuestros hábitos. Si se tienen relaciones sexuales deben ser con mucha delicadeza y lógicamente se ha de evitar apoyar el peso del hombre sobre el abdomen femenino. Algunas posturas -como la del misionero-, resultarán mas difíciles de realizar, pero se pueden explorar  posiciones que quizás la pareja nunca ha  probado, más confortables y divertidas, y podes descubrir  una nueva sexualidad.

¿Qué ventajas tiene el sexo durante el embarazo?

Es muy importante para la mujer, conservar su capacidad erótica y orgásmica. La primera, contribuye a mejorar su autoestima (más allá de los cambios) y la armonía conyugal; y la segunda, ayuda a mantener la elasticidad y la flexibilidad de los músculos pélvicos, tan necesarias para el parto. .

Los músculos de la vagina se ejercitan durante las relaciones sexuales y tonifican la musculatura para el momento del nacimiento. El sexo es más espontáneo y relajado, especialmente en las parejas que han estado buscando el embarazo y más aún en aquellas que han requerido de tratamiento para concebir.

 ¿Puede el esperma desencadenar contracciones?

El esperma contiene hormonas -prostaglandinas- que provocan las contracciones uterinas. Por esta razón, es aconsejable no mantener   relaciones sexuales coitales   cuando la madre tiene hemorragias o hay riesgo de parto prematuro.

¿En qué casos está contraindicado mantener relaciones sexuales?

Es tu ginecólogo quien debe valorarlo después de un examen clínico. Pero en cualquier caso debes saber que los factores de riesgo más comunes son:

  

 

  • Riesgo de parto prematuro, si estás de menos de 36 semanas.
  • Hemorragias injustificadas que pueden ser sintoma de una complicación.
  • Rotura prematura de membranas. Si hay pérdida de líquido amniótico existe riesgo de infección.
  • Placenta previa o inserción baja  de la placenta.
  • Embarazo múltiple. Las relaciones están contraindicadas a partir del último trimestre de embarazo.
  • Cérvix dilatado. Si hay dilatación del cuello uterino las relaciones sexuales pueden facilitar el ingreso de gérmenes.

 


NOVEDADES